Noruega: un mercado para tener en cuenta


Los países escandinavos se muestran receptivos a incrementar sus importaciones de vino latinoamericano y, en particular, argentino y chileno, pero no figuran en el radar de muchos exportadores de nuestra región. Hace poco publicamos datos sobre Suecia: aquí tenemos un vistazo a Noruega.


De acuerdo al portal británico Best Wine Importers, es un mercado ‘atípico’, con un monopolio estatal –al igual que en Suecia— y altos impuestos. Pero, el consumo ha aumentado mucho en los últimos tiempos, llegando a 18 litros por persona por año en 2018, frente a los 20 a 21 que se estiman para Argentina. Los impuestos son elevados, de modo que muchos noruegos viajan a Suecia (donde también las tiendas Systembolaget ejercen monopolio) para comprar bebidas alcohólicas, de la misma manera que algunos suecos cruzan el Báltico para comprar en Estonia. El volumen de importaciones es importante: para 2019 ha sido estimado en casi 432 millones de dólares.


De acuerdo al informe, los vinos de Italia y Francia son los más requeridos actualmente, con dos tercios de la importación proveniendo de esos países, y un 20% adicional de España, Alemania y Portugal. Del resto, parte es de Estados Unidos y una fracción es importada de Australia. Los vinos tintos de América del Sur ‘están comenzando a ganar tracción’, se comenta, al igual que ‘pese a que los precios son muy altos, hay una tendencia hacia los vinos de alta gama’ y crece la disponibilidad de vinos ‘más livianos, orgánicos y biodinámicos’.


Para exportar a Noruega hay que asociarse con una empresa local, a través de el monopolio estatal Vinmopolet. El informe señala que existe margen para nuevos jugadores, ya que la variedad que se ofrece al público a través de este organismo es muy amplia, con más de 20.000 productos disponibles, y existe apoyo de la opinión pública para la continuidad del sistema.


Hay una asociación de Sommeliers funcionando desde 1991 y el público comienza a consumir en bares de vino los días de semana, con creciente sofisticación. El “Bag in box” es tendencia creciente, con más de la mitad del vino vendido en ese formato, aunque se espera que la preferencia de los consumidores vaya virando hacia la botella.


Para ver el informe original de Best Wine Importers en inglés, haga click aquí


Para ver ‘Un argentino en Suecia: El vino que elijo tomar’, haga click aquí


+5411 4924 7908

©2020 por pruebavino. Creada con Wix.com