Wine Intelligence: Crecen las oportunidades para el vino de la mano del e-commerce

El impacto de la pandemia ocasionada por el Covid-19 en el mundo del vino ha forzado a muchos jugadores de la industria a buscar salidas creativas, encontrando también nuevas oportunidades para llegar a más consumidores. Y el e-commerce encabeza la lista de ellas.


De acuerdo con un reporte realizado por la consultora Wine Intelligence, el comercio electrónico del vino se ha convertido en un producto más generalizado en múltiples mercados, y su base de usuarios se ha ampliado desde el 10-20% de bebedores de vino comprometidos y orientados al descubrimiento hacia el 40-50% de la población a la que le gusta el vino y lo compra con regularidad, “pero que no siempre se preocupa por todas las cosas intelectuales que pueden acompañarlo”, según señala Richard Halstead, director de operaciones de la consultora.


“La combinación de los avances en la tecnología portátil, las aplicaciones de entrega más sofisticadas, bien financiadas y fáciles de usar, y el creciente hábito de utilizar Internet para comprar de todo, desde ropa hasta comida, ya habían consolidado el comercio electrónico como la ruta de acceso al mercado más atractiva a principios de 2020 y, en los últimos 12 meses sin Covid, la historia de crecimiento habría continuado con toda probabilidad”, agrega Halstead.


“El dispositivo para seleccionar vinos interesantes y entregarlos de forma segura en la puerta de casa del consumidor se ha desplegado con notable rapidez y efecto para satisfacer una necesidad repentina y masiva de entrega de alcohol a domicilio en múltiples mercados. El cierre de muchos establecimientos en todo el mundo, junto con las restricciones a las compras físicas y la preocupación por contagiarse del virus, han llevado a muchos consumidores que no se plantearían utilizar el canal online en tiempos normales a probarlo por primera vez. Y con todo el mundo metido en casa, el problema de la última milla de estar en casa cuando te entregan el vino se ha resuelto de repente”.


De acuerdo con el ejecutivo, el mercado del e-commerce para el vino pasó de ser un nicho centrado especialmente en el segmento más implicado de la población que bebía vino, para el que la selección en el estante del supermercado podría no ser suficiente, y que se vería impulsado más por ciertas ocasiones, como la Navidad o una cena especial. Hoy, sin embargo, el progreso del comercio electrónico ha sido meteórico y trae nuevas oportunidades a productores, propietarios de marcas y minoristas que lo están incorporando en sus planes de negocio para 2021 y más allá.


Adquiera el informe completo aquí

+5411 4924 7908

©2020 por pruebavino. Creada con Wix.com