Vinos de Potrero: “El vino es un producto genuino donde podemos volcar nuestra pasión”

Belén Soler Valle, co-fundadora y manager de Vinos de Potrero

Fundada por Belén Soler Valle y Nicolás Burdisso, Vinos de Potrero es el resultado del expertise y conocimiento de Belén y el empuje de Nicolás, pero sobre todo, de la pasión de ambos por el vino y la búsqueda de seguir potenciando la industria local en el plano internacional.


“Se trata de una pasión que fuimos formando y forjando cada vez más”, cuenta a PdV Soler Valle, manager de la bodega, quien además destaca como factor clave el haber vivido durante varios años en Italia, donde “hay más de 1300 tipos de uva diferentes y cada región, cada pueblo tiene su comida típica y su vino que la acompaña”.


“Allí fue que nos fuimos enamorando cada vez más de la cultura del vino y en el año 2008 compramos una finca acá en Mendoza porque queríamos tener algo en Argentina con respecto al vino, decidimos Gualtallary y nos enamoramos perdidamente del lugar y de la gente que vive ahí. Decidimos implantar nuestros viñedos que fue algo maravilloso porque a medida que veníamos al país (solíamos hacerlo tres veces por año) nos quedábamos unos días en Mendoza y veíamos cómo crecían y como se iban formando y fortaleciendo las plantas, fue una experiencia maravillosa, un hermoso aprendizaje que continúa hasta el día de hoy”, describe Belén, y señala que “en Argentina hay unos trabajos excelentes, una enología de tremenda magnitud y de una calidad muy alta”.


“Por eso, nosotros contribuimos con nuestro granito de arena para aportar una faceta más de lo que es la vitivinicultura en la Argentina que se está haciendo cada vez más fuerte y más importante a nivel mundial, estamos tomando cada vez más ricos vinos”


Sin dudas Vinos de Potrero es un maridaje entre el expertise de Belen, quien además de ser Licenciada en Periodismo, realizó un curso de sommelier en Génova y luego un Máster en Vitivinicultura en Marketing del vino en Milán, permitiendo fusionar su experiencia e indagar en detalle sobre los funcionamientos de las bodegas, “lo empírico”, como remarca ella misma. “Ese mundo que para mí es poesía embotellada, que lo tiene todo: arte, magia, encanto, tiene la mano del hombre, la naturaleza, el amor del trabajo. Es un mix que uno sucumbe y se enamora cada vez que abre una botella. Con la experiencia y la pasión pude conjugar todo para comunicar el vino de la mejor manera, comunicar ese amor, ese trabajo, esa dedicación y pasión que tenemos los que hacemos el vino y queremos hacerle llegar eso a la gente”.


Pero el empuje del ex jugador de la selección argentina y con vasto recorrido en la Serie A de Italia (Inter de Milán, Roma, Genoa y Torino), también fue un factor clave: “Se trata de querer hacer. Como experiencia fuimos sumando, teníamos y tenemos la pasión por realizar algo con respecto al vino porque nos gustaba, nos gustaba nuestro país y queríamos hacerlo acá. Es por eso que fuimos aprendiendo y creciendo, nos preparamos antes de empezar con las cuestiones básicas de lo que es tener una empresa y salir a la cancha”, asevera.


Y continúa Belén: “Lo que tiene de atractivo el vino es que es un producto genuino con el cual uno puede volcar la pasión que tiene y creo que no hay cosa más linda que tener algo propio y ser amante de lo que hace, como decía Nico tener la iniciativa y animarse. En mi caso el mundo del vino creo que es espectacular porque uno no termina de aprender del todo, está en contacto con la naturaleza, con el terroir y eso lo hace encantador, por eso llama mucho la atención e invita mucho a personajes famosos a unirse a esto que es fantástico”.


En relación al consumidor, ambos señalan que el vínculo ha mejorado en los últimos años, con un interés en el vino independientemente de si se toma o no. “Le gusta investigar nuevos proyectos, vinos nuevos. Por suerte en nuestro país hay un abanico muy interesante, acá estamos con pie fuerte y los trabajos que se están haciendo son fantásticos. Tenemos una enología de un nivel altísimo”, agregan.


Para los co-fundadores de Vinos de Potrero, la gente se está acercando al vino y alejando del estereotipo de que uno para tomar vino tiene que ser un entendido. “hay más jóvenes que se acercan a este mundo y creo que ese es el gran desafío, hay que insistir más en llegar a todos los rangos de edades porque es un producto sumamente genuino, es la única obra de arte que se puede beber’, agrega Soler Valle.


Y completa: “Me parece fundamental dentro de las recomendaciones para quienes se acercan por primera vez al vino es que se tomen su espacio y su momento. El vino hay que dedicarle un tiempo aunque sea cinco minutos porque lo amerita, para entenderlo. También recomiendo tomarlo con quién quieras de la manera que quieras, no hay una disposición puede ser con hielo, con soda, como uno lo disfrute. Obviamente lo ideal sería sólo para poder apreciar lo que implica esta bebida. Finalmente, ir a vinotecas, dejar que nos sugieran 3 o 4 vinos, no tienen que ser muy caros, hay vinos económicos muy buenos. Aprovechar ese momento para disfrutar porque para mí como siempre digo el vino es alegría”.

26 vistas

+5411 4924 7908

©2020 por pruebavino. Creada con Wix.com