Valle Las Nencias: vinos con tradición e identidad

Creada en el año 2009 por María Marta Giol, Ángel Morchio y sus hijas, herederos de Juan Giol, Valle Las Nencias conjuga tradición e identidad, apoyados en un legado familiar con más de 130 años de historia. Una búsqueda por conseguir la máxima expresión de la fruta y el terroir de La Consulta en cada botella.


La historia de Valle Las Nencias comienza en La Consulta, en el Valle de Uco, en la provincia de Mendoza, cuando era un territorio prácticamente inexplorado en el que comenzaban a afincarse los primeros bodegueros para elaborar sus vinos de alta gama.


Allá por el año 1887, Juan Giol llegó a Mendoza desde Udine, Italia, en 1890 fundó Bodega Giol, que en tan solo una década se convirtió en la bodega más grande del mundo, y fue quien supo vislumbrar el potencial del terroir de aquel entonces.


Casi 120 años más tarde, la historia familiar y su profundo amor por la vitivinicultura impulsaron a la familia a continuar esta travesía. Esta vez liderados por su bisnieta, la ingeniera agrónoma y enóloga María Morchio Giol. Así nacía, en el año 2008, Valle Las Nencias, en las fincas La Esperanza y Las Nencias, que hoy son la garantía y el lugar en el mundo de María. Son las fincas que en la actualidad le dan origen a la uva que le da identidad y alma a los vinos de Bodega Valle Las Nencias.


La bodega debe su nombre a la Nencia, una flor de color violeta intenso que se encuentra muy extendida en la altura de la Cordillera de los Andes.

Sobre las Fincas

A 1100 msnm y bajo el cielo de La Consulta descansan las fincas de la familia, recostadas sobre el piedemonte. Las Nencias con 20 hectáreas de Malbec y Cabernet Franc y La Esperanza con 50 hectáreas de Malbec y Merlot, son la tierra austera y propia, donde madura la vid con la que se elaboran los vinos de la bodega. En estas fincas se desarrolla el espíritu y late el corazón de Valle de Nencias.


El suelo franco arenoso y la gran amplitud térmica definen el terroir que se ve reflejado en vinos con mucha fruta y gran concentración.

Una nueva generación

La nueva generación con amor y vocación apuesta al futuro asumiendo un fuerte e indisoluble compromiso con aquel pasado familiar, que imprime su legado en cada una de las líneas de vinos que hoy elaboran, con el mismo objetivo de sus antepasados: lograr la máxima expresión de la fruta y del terroir en cada botella.


María posee una fuerte conexión con sus viñedos familiares: ella y Ángel, su padre, hoy le hablan al mundo a través de sus vinos. Una historia de dedicación, esfuerzo y respeto por la tradición familiar que continúa vigente.

Una familia que sigue creciendo

El portfolio incluye cuatro líneas pensadas y elaboradas con el objetivo de que cada ejemplar sea un fiel reflejo de los suelos y el clima de La Consulta, Valle de Uco provincia de Mendoza a las que ahora se incorpora como nuevo integrante, el Family Selection Merlot 2018.

Las mismas son: “Línea Classic”, compuesta por el Classic Malbec 2020, un vino 100% Malbec, fácil de beber y amable; “Línea Reserve”, fermentadas con levaduras indígenas y con singular personalidad y compuesta por un Chardonnay Reserve 2021, Rosé Reserve 2021, Malbec Reserve 2019 y Cabernet Franc Reserve 2019; “Línea Family Selection”, compuesta por el Family Selection Malbec 2018, un Family Selection Blend 2018 y el recientemente lanzado Family Selection Merlot 2018, y la “Línea Single Vineyard”, con La Esperanza Malbec a la cabeza.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Instagram
LOGO-VINO-1.png