Universo Lb, la convergencia entre vino, gráfica y música de Ginard Ballester

Bodegas y Viñedos Ginard Ballester, proyecto familiar liderado por Hugo y Lucas Ballester, presentó “Universo Lb”, una línea de vinos con identidad de Paraje Altamira, plasmados en un concepto tridimensional en donde conviven lo enológico, gráfico & musical: “Vino que se oye, música que se bebe y dibujos que diseñan un contexto”.


Se trata de cuatro vinos vinculados con cuatro historias. Cada uno acompaña con una canción en formato EP, compuesta e interpretada por el equipo de Universo LB: “Golem”, “La Aparecida”, “Taberna Calavera” y “El Sueño de Chita”. “Estos vinos buscan resaltar al máximo la calidad de la uva e identidad del terroir. De baja intervención, pasan 8 meses en huevo de concreto y logran buena intensidad y expresión”, comentaron desde la bodega.


Golem es el gigante y está representado por uvas malbec y cabernet franc, con un carácter robusto, expresivo y mineral aportado por el suelo pedregoso y calcáreo. Mientras que La Aparecida, “es lo que siempre tuvimos frente a nuestros ojos pero no observamos”. La parcela de Ancelotta, Tempranillo y Syrah, fue una de las primeras que se plantaron con 30 años y se decidió cofermentar como un corte único. Mucha frutosidad, frescura e intensidad.


Taberna Calavera, “es oscura, apenas un resquicio de luz, potente y hasta rústica, pero también es una parada de viaje reconfortante, queremos que te sientas en casa”. Esa es también la búsqueda del Petit Verdot que completa este concepto. Esta uva siempre fue la especialidad de Ginard Ballester, y en esta versión se buscó desnudarlo. Se observa un vino amable aunque con la intensidad característica.

Y finalmente El Sueño de Chita “es un anhelo del animal por pertenecer a la civilización. Adaptamos de esa forma nuestro tempranillo más salvaje en un vino sofisticado e imponente”.


Se cosechó este tempranillo mucho antes que el resto de las tintas. De buena acidez, al ser una variedad de ciclos largos se le dió un cuidado especial para que llegue a la botella con la terminación buscada. Se trabajó dentro de huevos de concreto de forma manual y tratando de mover lo menos posible. Es una versión fascinante y elegante.


“ULB es una mirada punzante sobre paraje Altamira y otras pequeñas zonas de Valle de Uco en donde buscamos tensión, expresión, buena concentración con paso por concreto para resaltar esa textura característica, siempre teniendo en cuenta lo que nos puede ofrecer la variedad e hilera elegida para estos vinos”, explicó Lucas Ballester.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Instagram
LOGO-VINO-1.png