Thibault Lepoutre: “Estamos viendo una producción interesante, de acidez alta y muy elegante”

Thibault Lepoutre, enólogo Bodega Piedra Negra

Thibault Lepoutre, enólogo Bodega Piedra Negra, hizo un balance de la Vendimia 2022 a Prensario del Vino, donde observó una merma del 17% de la producción de uvas blancas y una caída en las tintas también, pero con una calidad “super interesante, con alta acidez y taninos muy elegantes”.


Según cuenta Lepoutre, en lo que es temperatura, la cosecha 2022 fue más fresca, con temperatura máxima y media más baja que la de 2021, y bastante más baja que los 24 años anteriores. En precipitaciones, los valores son similares a los de 2021 pero más húmedo que 2017, 2018 y 2020.


Actualmente la finca cuenta con plantaciones de Pinot Gris (42 ha), Tocai Friulano (3 ha), Sauvignon Blanc (2 ha), Viognier (1 ha), Malbec (17 ha), Cot (17 ha), Cabernet Sauvignon (19 ha), Cabernet Franc (1 ha), entre las más salientes.

“Las uvas blancas fueron cosechadas de forma temprana debido a las precipitaciones de enero y febrero de esta forma nos asegurarnos una sanidad perfecta de la uva”, cuenta el enólogo y destaca que el alcohol de los blancos está entre los 11,5 y 13,5 (12 para los pinot gris, 12,5 jel tocai friulano del nuestro vino “Jackot” y el blend “Gran Lurton corte friulano” terminará en un poco más de 13,5 aprox. “Son niveles relativamente bajos, pero es hacia lo que estamos apuntando hace algunos años”, enfatiza.

“Las uvas tintas vienen muy bien, cuando comenzó marzo el clima se recompuso. Llovió 160 mm entre enero y febrero en la finca que es lo cual es la mitad del promedio anual de los últimos 24 años en Mendoza (En Vista Flores el promedio anual es 310 mm). En marzo la uva pudo madurar tranquilamente, no hubo ningún problema de sanidad, cosechamos temprano, en promedio un mes y medio antes que si lo comparamos con 7 u 8 años atrás (esto es una tendencia en Mendoza)”, describe Thibault.

En lo que es la calidad esperada, remarca que si bien los tintos están aún en pileta, algunos ya se están terminando y están presentando una “muy linda frescura aromática”. “Los taninos son bastante más elegantes que años anteriores, lo cual confirma que cosechando más temprano pueden parecer más verdes pero en realidad resultan elegantes y más reactivos a todo los trabajo de oxígeno que se hacen durante la fermentación y también en el añejamiento posterior”, dice y agrega: “La calidad del año nos parece súper interesante, la acidez es alta, los taninos son muy elegantes. La producción ha sido bastante baja. En todas las uvas blancas observamos una merma del 17% y en las tintas también, pero aún no tenemos la cantidad final”.

Y profundiza: “La producción de uvas tintas en general es más baja que en años anteriores. Esto también está relacionado con un raleo importante que hemos hecho en los cuarteles de alta calidad ya que la bodega está haciendo cada vez más vinos de alta gama. El raleo permitió generar una madurez fenólica más temprana con nivel alcohólico más bajo y una acidez más alta”.

“Cosechamos el cot del “Gran Malbec” y del “Chacayes” entre el 10 y el 15 de marzo. Logramos obtener un equilibrio mucho más liviano en términos de alcohol, una acidez mucho más elevada debido al raleo en verde que hicimos en finca, también logramos una madurez fenólica muy justa, muy balanceada”.

En lo que respecta a los desafíos en la cosecha, Thibault señala que en el caso de las titnas, no han sido mucho, especialmente porque el raleo que hacen es una estrategia que están llevando a cabo hace ya dos o tres años y les permite cosechar cada vez más temprano.

Sin embargo, con respecto a las uvas blancas, explica que ha sido un año lluvioso en el momento en el cual las blancas ya tenían azúcar, que es fines de enero y febrero, y eso implica un riesgo porque se puede llegar a pudrir. “En Pinot Gris no hacemos raleo, ni deshoje. Entonces la única opción que tuvimos fue vigilar muy de cerca la posibilidad de botritis y cosechar lo más temprano posible apenas las uvas tengan un equilibrio tecnológico y un buen perfil aromático. El Pinot Gris se comenzó a cosechar el 6 de febrero con un grado alcohólico de 11 y terminamos 10 días después con un grado alcohólico de 12,5, promediando la cosecha con 12 grados de alcohol”, completa el enólogo de Bodega Piedra Negra.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Instagram
LOGO-VINO-1.png