Regina Smoglie: “Hay una conexión más genuina con los consumidores"

Regina Smoglie

La comunicadora y especialista en vinos Regina Smoglie conversó con Prensario del Vino de cara al lanzamiento de su curso online, así como también para compartir su mirada de una industria que está cada vez más enfocada en acercarse al consumidor desde la experiencia.


Formada en la carrera de Licenciatura en Turismo y Hotelería, su pasión por el vino se profundizó hace más de una década, cuando en un viaje personal a la provincia de San Juan tuvo la oportunidad de acercarse a viñedos de familiares productores de vino. Desde entonces, ha atravesado distintas experiencias laborales relacionadas a la industria hasta que decidió meterse de lleno en su emprendimiento propio: Wine Fi (@winefiok), un espacio que organiza catas privadas, brinda cursos de vino y venta personalizada.

“Actualmente estoy lanzando un curso 100% online para aprender de vinos con un método súper amigable y cómodo (ver más info aquí)”, agrega Regina.

De acuerdo con Smoglie, la comunicación es un factor cada vez más importante, especialmente para responder a los principales desafíos para los productores hoy día: “darse a conocer, estar alineados a las nuevas necesidades del mercado y diferenciarse entre tantos proyectos que nacen a diario, al mismo tiempo que conserven su sello de identidad”, según resume.

Desde el lado del consumidor identifica: “vengo observando una gran tendencia en el acercamiento de gente joven, y hasta con deseos de aprender sobre la materia, no solo consumir. El desafío en este sentido es elevar la vara en la información que se brinda desde las bodegas, en las capacitaciones a los mozos en restaurantes para que estén a la altura de un público más ‘conocedor’”.

En relación a las bodegas, también señala que hay “una conexión más genuina con los consumidores que se logra con una comunicación más relajada, ligada a la experiencia, a lo emocional e historia de cada proyecto” y agrega: “Además, observo un speech muy alineado a resaltar las cualidades más orgánicas del vino, respetar su identidad, su lugar de origen y no tanto el ‘maquillaje’ que se le pueda agregar como ser exceso de barrica, intervenciones, etc”.

Finalmente, remarca como tendencia el interés por parte de los consumidores más jóvenes y públicos menos tradicionales en envases y formatos disruptivos como pueden serlo latas, etiquetas más alocadas, etc.

A nivel industria, Regina señala un “aumento del consumo de varietales o estilos no tan clásicos, más interés y curiosidad por otras zonas además de Mendoza como ser San Juan, Patagonia, el norte argentino, Costa Atlántica, Entre Ríos, entre otras regiones”, al mismo tiempo que aumenta el consumo de vinos con menor intervención, orgánicos y naturales.

“En términos generales se consume menos, pero mejor calidad y más variedad. Cada vez es más visible este fenómeno. Por otro lado, el acercamiento de un público más joven también es muy prometedor”, enfatiza.

Y recomienda: “Al consumidor le diría que se anime a salir de las uvas tradicionales para invitarlo a jugar un poco con uvas atípicas, terroirs nuevos o no tan explotados. ¡Seguramente se sorprenda! Además como siempre digo, la única forma de ir identificando el gusto personal y paladar de cada uno es probando”.


“Sepan (los consumidores nuevos) que los espera un universo inmenso y que el vino es un camino de ida. Sugiero comenzar con uvas más ligeras como criollas, pinot noir o rosados y progresivamente ir descubriendo uvas con mayor concentración, ir a catas, visitar bodegas en la medida que puedan, participar de cursos y todo lo que sume a que vayan afianzando su vínculo con el vino”, remarca la especialista y completa: “Desde mi visión el vino es disfrute, conexión y compartir. Ojalá lo puedan vivir de la misma forma”.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Instagram
LOGO-VINO-1.png