¿Qué opinan los ingleses del vino francés?



Una encuesta realizada por el portal Wines Direct entre consumidores británico de vino acerca de las marcas francesas revela algunos aspectos interesantes sobre la actitud del comprador cuando, como en este caso, hay múltiples opciones para la elección.


La encuesta compara actitudes de 2019 con las de 2014, fecha de la encuesta anterior. Se aclara que no son mayoría los compradores ingleses de vino francés, y que las preferencias son los que para ellos es ‘el Nuevo Mundo’, que incluye específicamente Australia y Nueva Zelanda más que los países americanos, pese a que no los descarta. Los vinos franceses son considerados ‘más caros’ por la mayoría de los consumidores. Los factores de consideración al decidir la compra son ‘el sabor’ el precio y, en tercer lugar, la procedencia.


Quienes sí compran vinos franceses, los adquieren con frecuencia, definida como ‘más de una vez por mes’ a ‘más de una vez en tres meses’. Un elemento interesante es que los vinos son más elegidos por su zona de origen (el “terroir”) que por la marca. Los vinos más vendidos son cortes (más que varietales) de tinto y blanco, y la zona favorita en esta encuesta es la Borgoña , con Merlot, Cabernet, Pinot Noir y Sauvignon Blanc, una cepa que se está dando muy bien en Nueva Zelanda; el Bourgogne Blanc se compone con Chardonnay y Pinot Blanc o Pinot Gris

La segunda región más recordada es Champagne –-consumo en aumento-- y en tercer lugar Bordeaux, vinos basados con frecuencia en la cepa Merlot. La mayoría de los compradores recuerdan la procedencia geográfica y eligen en base a este dato.


Otra percepción es que la venta de vino francés va en aumento, y los compradores se sienten ‘más satisfechos’ ahora que, por ejemplo, cinco años atrás. Y están dispuestos a pagar más –-recordemos que no existe en Gran Bretaña un factor significativo de inflación— que antes, con un rango de precios que se centra entre las 8 y 14 libras esterlinas, unos 10,40 a 18,20 dólares estadounidenses. Un 54% de los compradores acepta estos valores, frente a 35% en 2014.



Los compradores no muestran tener problema en comprar vinos con la marca propia del punto de venta, siempre y cuando la procedencia del vino sea la misma. De la misma manera, están menos interesados (25%9 en comprar otros vinos a precios con descuento, en la encuesta anterior, era el 41%).

Para los productores latinoamericanos interesados en el mercado británico, uno de los más atractivos del mundo, estas referencias pueden ser de utilidad a la hora de planificar sub estrategia de marketing, indispensable para que, una vez logrado el lugar en las góndolas –de por sí una lucha—el punto de venta se muestre satisfecho con los resultados y lo mantenga vigente.

4 vistas

+5411 4924 7908

©2020 por pruebavino. Creada con Wix.com