Portugal: Alentejo apuesta por la producción sostenible junto a Reino Unido

Francisco Mateus, presidente del CVRA

La Comisión Regional de Viticultura del Alentejo (CVRA) llevará por primera vez a Londres el “Programa de Sostenibilidad de los Vinos del Alentejo” (PSVA) para presentar su certificación, única en Portugal, que garantiza que los vinos producidos en la región del Alentejo cumplen con prácticas más sostenibles desde el punto de vista medioambiental, social y económico.


Con esta presentación ante líderes de opinión, periodistas y agentes económicos, el CVRA pretende consolidar su posición estratégica en el Reino Unido, haciendo especial hincapié en el aumento del precio medio del vino, y atraer a los consumidores cuyas preocupaciones medioambientales forman parte de las variables de decisión de compra.


El mercado británico ha sido uno de los destinos de exportación de los vinos del Alentejo que más ha destacado en los dos últimos años, en los que se ha producido un crecimiento del 171% en valor y del 155% en volumen.


"Cada vez hay más mercados en los que los consumidores están atentos y despiertos a la forma en que se producen los vinos. Por ello, es fundamental que nuestro programa sea cada vez más reconocido en los mercados a los que exportamos", explicó Francisco Mateus, presidente del CVRA, recordando que los Vinos del Alentejo exportan alrededor del 30% de su producción.


La certificación es cada vez más valorada y funciona como garantía, a los ojos del consumidor y de los mercados estratégicos, de que la producción de vino puede ser parte de la solución y no del problema cuando el tema es el cambio climático.


Hay que recordar que el PSVA es una iniciativa que nació en 2015 y que sitúa a la región del Alentejo como pionera en la aplicación de medidas de agricultura sostenible. Ya en 2020, el CVRA lanzó un sello de certificación de producción sostenible que, hasta la fecha, sigue siendo el único en Portugal.


La elección de variedades de uva más resistentes; la aplicación de prácticas agrícolas que mejoren la protección del suelo y el fomento de la biodiversidad; el uso eficiente de la energía y el agua; la utilización de energías renovables, y de materiales más sostenibles en el envasado de los productos; así como las iniciativas de responsabilidad social que impliquen no sólo a los empleados, sino también a la comunidad local, son algunos de los requisitos fundamentales para la concesión de esta certificación.


"La verdadera sostenibilidad de la producción incorpora tres factores con el mismo orden de importancia: el medioambiental, el económico y el social. Que es lo mismo que decir, el planeta, la gente y el progreso, ya que estos ejes están interconectados y son inseparables cuando el tema es la sostenibilidad", explicó João Barroso, responsable del PSVA.


Actualmente, la PSVA cuenta ya con 513 miembros, que representan el 47% de la superficie de viñedo plantada en el Alentejo, y 10 productores certificados. Para finales de año, la región vinícola espera superar la barrera de los 20 productores certificados.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Instagram
LOGO-VINO-1.png