Pandemia afecta la importación de vino en China en un 30%

Evolución de las importaciones de vino en China (2010 - May.2020). Fuente: OeMv

La pandemia generada por el coronavirus ha mostrado un fuerte impacto en las importaciones de vino en China, que vio una caída de más del 30% en los primeros 5 meses del año, según estimaciones del Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv).


Sin embargo, según datos del organismo, basado en información de la propi aduana del gigante asiático, se trata de un mercado que ya venía en baja desde hace 2 años, con récord negativo en 2017, y que pasó en apenas 2 años y medio, de importar 751 millones de litros y 2.856 millones de dólares (año 2017), a 529 y 2.187 millones respectivamente (interanual a mayo de 2020).


Observando los datos de cada mes, China redujo sus importaciones de vino en torno al 50% en enero, abril y mayo, mientras que febrero fue muy positivo, así como marzo en volumen (granel), aunque cayó la inversión. Pese a que el coronavirus parece que está ya remitiendo en los meses más recientes, las estadísticas de abril y mayo fueron malas.


En lo que respecta a las categorías de vinos, todas se vieron afectadas, tanto en términos de valor como de volumen. Vinos embotellados, espumosos y a granel cayeron más del 30% en litros, con caída similar en valor, aún mayor para el granel (-44%) al bajar de precio cerca del 20%. Los pésimos datos del granel se deben sobre todo al desplome sufrido en abril y mayo, que fue de alrededor del 70%. El bag-in-box fue el vino que menos cayó, casi un 20%.


El vino embotellado sigue liderando las importaciones chinas de forma muy clara con el 72% del volumen y el 90% del valor total. Sus compras cayeron en más de 60 millones de litros y en 253 millones de euros, registrando los mayores descensos absolutos.


En países, Argentina es el único entre los 13 primeros vendedores de vino a China que creció en valor durante estos 5 primeros meses de 2020, y el único junto a Moldavia (+2,6%) que lo hizo en volumen. Chile (-48%) fue el que más litros perdió (-35,7 millones) y deja de ser el primer proveedor, siendo superado por Australia, que cayó en casi 20 millones (-31%), al igual que Francia, tercer proveedor (-34%). En términos de valor, Australia repite liderato. Cayó menos que la media (-23%), aunque dejó de facturar más de 80 millones de dólares. En este caso fue Francia el que más dólares perdió (-126 millones), más del 40%, aunque conserva su segundo puesto del ranking, seguido de Chile, con descenso del 30% (-63,5 millones de dólares).


Por otra parte, Italia y España repiten como cuarto y quinto vendedor en valor, perdiendo cada uno un 30,5% de sus ventas y dejando de facturar cerca de 23 millones de dólares. España repite cuarto puesto en volumen pese a caer 34% (-9,2 millones de litros), mientras que Italia desciende a la sexta plaza, perdiendo un tercio de sus exportaciones a China (-5,4 millones). Rompiendo con la pésima evolución global, Argentina multiplicó sus ventas a China (+616%) y se sitúa como quinto proveedor, pasando de menos de 2 a 14 millones de litros. China se ha puesto a comprar granel argentino en 2020, a precios muy económicos, lo que explica que, en valor, y para el conjunto de vinos, Argentina solo creciera un 25%, ya que su precio global se desplomó más del 80%.


“En definitiva, los preocupantes efectos generados por la pandemia del coronavirus no han hecho sino agravar aún más el mal momento que las importaciones chinas de vino ya venían arrastrando desde 2018, tras varios años de grandes subidas hasta alcanzar su máximo histórico en 2017. Cuando parecía que lo peor de la pandemia había pasado en el país asiático, las estadísticas de abril y mayo no son nada halagüeñas, ya que China redujo a la mitad sus compras de vino en estos meses”, completa el reporte.

+5411 4924 7908

©2020 por pruebavino. Creada con Wix.com