Noelia Viscelli: “El vino simboliza reunión, celebración y disfrute”

Noelia Viscelli

En los últimos años, el vino ha logrado recuperar sus niveles de consumo apalancado en gran parte por el acercamiento a nuevos consumidores y la aparición de nuevos espacios, donde el compartir experiencias prima a la necesidad de conocer. Ejemplo de ello es Erotic Wine, un espacio creado donde se juega con el universo sensorial a partir del vino.


Para Noelia Viscelli, una de sus creadoras junto a Gimena Barreiro, se ve una evolución y una apertura en la mentalidad de la industria del vino, algo que sumado a la proliferación de las catas, dan como resultado la creación de espacios “ya no tan convencionales”. “No hace falta ser enólogo o sommelier para hablar y transmitir una experiencia o conocimientos acerca del vino, mientras se haga con pasión”, enfatiza quien el 15 de julio estará celebrando un evento en Boutique Tasting, Palermo, desde las 21 horas.


“La propuesta de Erotic Wine nació hace unos meses con Gimena, quien además es sexcoach, y que ya venía haciendo catas. Fue entonces que decidí sumarme para crear esta propuesta que ya está dando que hablar”, cuenta Noelia.


“Mi vínculo con el vino empezó desde pequeña ya que mi abuela le gustaba mucho viajar al norte a visitar a familiares. Siempre traía vino patero en esos botellones, que se envasaban antes y desde pequeña ya me daba de probar vino. Así fui conociendo e involucrándome cada vez más, y con el pasar de los años empecé a introducirme en el mundo de las catas y aprender un poco más del mundo de la viticultura”, describe y agrega: “El vino es cultura, representa compartir tanto con alguien como disfrutarlo con uno mismo. No importa la ocasión siempre es un buen momento para degustarlo, y de él hemos creado todo un universo de ideas, pasiones y experiencias. El vino para mi simboliza reunión, celebración y disfrute”.


Y enfatiza sobre el evento: “Erotic Wine es un pasaporte para viajar a través de los sentidos. Tanto en el erotismo como en la cata se pone en juego nuestro universo sensorial. De esta forma se atrae a personas que buscan una experiencia nueva y no tanto una cata convencional y se inician nuevos consumidores al mundo del vino a través de nuestra fusión”.


“Fusionamos vinos y erotismo, sensualidad y fantasías entre copas de espumosos, blancos y tintos. Ofrecemos un encuentro educativo, divertido, donde aprenderán de vino y sexo de una manera lúdica, divertida y excitante”, dice.


De cara al futuro, además tienen planeado seguir sumando más experiencia, con el objetivo de tener un lugar fijo para realizar sus catas con mayor frecuencia, así como alianzas estratégicas directamente con bodegas.



  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Instagram
LOGO-VINO-1.png