Noelia Torres y el rol de la mujer en la industria vitivinicola


Noelia Torres, enóloga de Ruca Malen


Noelia Torres, enóloga de Ruca Malen, comparte a Prensario del Vino su visión sobre el rol de las mujeres en la industria vitivinícola, quienes de a poco han comenzado a ocupar lugares claves y de liderazgo en la misma, pero aún queda mucho por hacer, según la propia Torres.


Noelia viene de una familia bastante afianzada en la industria, lo que hizo que el paso a querer convertirse en enóloga sea natural ya desde joven. ‘Me acuerdo de ser chica y probar champagne, espumantes. Era lo normal para nosotros probar vinos’, señala.


Para Torres, si bien ‘no se trata de ser mujer u hombre, sino de tener la responsabilidad de hacer vinos de calidad y de cumplir con las expectativas propias y las de la bodega, aún existe prejuicio’. ‘Yo creo que hay que tener mucha sensibilidad para acompañar al equipo, y creo que a las mujeres se nos da más fácil esta cualidad. Sabemos que siendo mujer también se nos suma cumplir el rol de madre, de lleva adelante un hogar y a veces puede resultar difícil, porque uno quiere dar siempre lo mejor en todos los aspectos. Es todo un desafío el cual disfruto y me exige superarme día a día’, agrega.


‘El rol de la mujer ha crecido en la última década en Argentina cada vez somos más las mujeres al frente de bodegas o viñedos y reconocidas por su responsabilidad, creo que todavía queda mucho camino por recorrer. Muchas mujeres tienen que demostrar que son capaces’.


A nivel industria, la enóloga identifica que el desafío más importante ‘es crecer con las adversidades, seguir trabajando por el reconocimiento de la calidad y aumentar el consumo de vino’. ‘Las oportunidades que tenemos son la diversidad de estilos, terroir, micro regiones y el Malbec que ahora se le suma el Cabernet Franc y otras variedades, demostrando que Argentina no es solo Malbec’.


Otro desafío sigue siento el de alcanzar a los consumidores más jóvenes, ya que según Noelia, ‘el vino trae asociado un mundo más de elite, estructurado y creen que para tomar vino hay que saber de vino, pero creo que es fundamental desmitificar este concepto, y creo que el mundo va en camino a eso’. ‘Está ocurriendo en otros países y aquí mismo en Argentina, se está empezando a desmitificar el consumo del vino, está migrando a situaciones de consumo más descontracturadas. La gente joven es experiencial, al comprar o consumir un producto le interesa más la experiencia que le proporciona dicho producto que el producto en sí mismo, por eso desde nuestro lado nos estamos ocupando de llegar a esos momentos de consumo y no esperar que ellos vengan a nosotros’.


‘El mundo del vino cambia constantemente, hace ya tiempo que traspasa los paradigmas. Ya no es el que acompaña una situación especial, si no el que la crea. Nuestro objetivo es lograr que los consumidores entiendan que cualquier contexto es una buena oportunidad para poder disfrutarlo’, completa Noelia Torres.






29 vistas

+5411 4924 7908

©2020 por pruebavino. Creada con Wix.com