Molinos Río de la Plata: 'tips para un maridaje ideal'


Bodegas de Molinos Río de la Plata presentó sus tips para que la hora de la elección del vino sea la adecuada según su maridaje, de la mano de sus expertos.


En el caso de las picadas que mezclen quesos duros y blandos, embutidos y snacks, lo ideal será un vino fresco y ligero, como pueden serlo un Pinot Noir o un Sauvignon Blanc, maridando a la perfección con los quesos Gruyere, Fontina y Gouda, que suelen usarse para acompañar a los embutidos en las picadas.


Para ello, la bodega recomienda de su producción el Ruca Malen Terroir Series Pinot Noir, Emilia Sauvignon Blanc de Nieto Senetiner y Nieto Senetiner Blend Collection White. Otra opción que va ganando terreno es el espumante seco, Extra Brut o Brut Nature.


En el caso de las pastas secas, para salsas livianas con alguna nota de acidez (tomate) o pescado, pueden acompañarse con algún Chardonnay o un vino rosado. Mientras que para salsas con más cuerpo, estilo Bolognesa, la recomendación será un Malbec de cuerpo medio.


‘Cuando se trata de pastas rellenas, aparte de seguir la recomendación de las salsas, hay que tener en cuenta el relleno: Para rellenos suaves como ricota o mozzarella van a combinar mejor con vinos blancos ligeros, como con un Ruca Malén Special Creations Blend de Blancas’, describen desde la bodega, y agregan: ‘A medida que aumenta la intensidad del plato aumenta la intensidad del vino. Por ejemplo, si serán unos ravioles de cordero, se puede pasar a un Ruca Malen Terroir Series Petit Verdot o un Don Nicanor Blend’.


En platos dulces, los vinos aromáticos y dulces se convierten en una gran opción, mientras que para frutas frescas, puede serlo un espumante dulce.


Finalmente, además de saber qué vino elegir, será clave guardarlo de manera correcta. Para ello es clave:

1. Cerrar bien la botella de vino (con el propio corcho u otro utensilio).

2. Conservar el vino en la heladera, tiene que ser en un lugar fresco. Y sobre todo recordar que los vinos tintos jóvenes, sin paso por madera se deben beber frescos, a 14 grados ya que esto resalta la frescura y las notas frutales. En cambio, los vinos más complejos, con paso por barrica se beben entre los 16 ó 18 grados ya que esto resalta las notas de la madera, y los taninos no nos resultan tan astringentes.

3. Mantener la botella en posición vertical.

4. Procurar que el vino no sufra demasiadas vibraciones o movimientos bruscos.

5. Y por último, una vez abiertos, cada varietal tiene un tiempo límite para ser consumido:

  • Espumantes: 1 día

  • Vinos blancos y rosados: 3 días

  • Vino tinto joven: 3 días

  • Vinto tinto añejo: 3 días

5 vistas

+5411 4924 7908

©2020 por pruebavino. Creada con Wix.com