Miriam Gómez: “No tenemos que mostrar al vino como algo ni elitista ni difícil de entender”

Miriam Gómez, enóloga de Bodega Antigal

Con una fuerte presencia en Estados Unidos y más de 2 millones de botellas producidas al año, Bodega Antigal se ha convertido en referente argentino en el mercado internacional y va por más, sumando nuevas líneas y abriendo nuevos mercados, “siempre escuchando al consumidor”, según cuenta a Prensario del Vino su enóloga, Miriam Gómez.


De acuerdo con la enóloga, uno de los principales diferenciales de la bodega radica en que está atendida, dirigida y gerenciada por sus propios dueños, involucrándose plenamente en todos los procesos, algo que para Miriam es clave. “Antigal es una bodega que ya tiene su trayectoria y presencia en el mercado, y que ha creado una marca y estilo particular que se ha mantenido y mantendrá en el tiempo. Es la genuinidad de sus vinos, el estilo bien marcado y su consistencia en el tiempo lo que marca la diferencia”, enfatiza.

Actualmente, Bodega Antigal produce más de 2 millones de botellas por año, con Estados Unidos, con sus 50 estados, como principal mercado, y con una apertura muy importante al resto del mundo, con foco en Asia, Caribe y Latinoamérica. Además está abriéndose a Europa.


“Esta fue una bodega que desde sus inicios el foco estuvo puesto en el mercado internacional, con una visión netamente exportadora y que recién avizoraba el mercado nacional hace pocos años”, cuenta Miriam y destaca: “Nuestra presencia en el mercado nacional aún es baja pero desde hace más de un año estamos trabajando fuertemente para ir creciendo y aumentando esa franja de posicionamiento en el mercado argentino, en el que aspiramos ir creciendo paulatinamente. Para ello se formó de ventas a nivel nacional que hoy en día está presente a lo largo y ancho del país”.

Para la enóloga, una de las principales tendencias en cuanto a producción, y a la cual la bodega se ha sumado, es la búsqueda de “desdibujar esa diferencia que había entre viejo mundo y nuevo mundo, en donde el viejo mundo era terroirs y el nuevo mundo varietales”. “Hoy en día los argentinos estamos haciendo vinos varietales de terroirs. Esa tendencia a nivel producción es buscar identidades particulares de ciertos lugares”.

Por otro lado, a nivel consumo, señala que “si existe esta tendencia, es porque el consumidor lo está pidiendo”. “El consumidor busca conocer vinos de terroirs y conocer vinos diferentes y únicos. Nosotros particularmente estamos hablando de vinos de alta gama, de vinos del Valle de Uco, de Malbec y al consumidor siempre hay que darle algo más; por ejemplo un Malbec de determinada zona o eco fermentado para que potencie su carácter y siempre buscando una novedad. Actualmente los consumidores tienen acceso a mucha información, por redes, internet en general y por la parte social, a los consumidores les gusta juntarse, probar un vino, conocer e introducirse cada vez más en el mundo del vino”.

En esta línea, Miriam señala que, para atraer nuevos consumidores, es importante “no dificultar el mundo del vino”. “No tenemos que mostrar al vino como algo ni elitista ni difícil de entender, sino simplificarlo con las etiquetas, la comunicación y en el vino mismo. Hay que transmitir que es una bebida noble, que tiene grandes beneficios pero siempre enfocándonos en lo simple para que el consumidor no sienta que es un mundo en el cual es difícil introducirse y entender”.

De cara al futuro, Bodega Antigal está desarrollando algunas líneas nuevas, siempre escuchando al consumidor. “Estamos trabajando sobre algunas vinificaciones especiales, por ejemplo un lanzamiento de un White Blend, una línea que antes no teníamos, un Blend de Blancas; estamos trabajando también en una línea de alta gama en donde podamos expresar desde el equipo técnico distintos descubrimientos que se hayan hecho y poder transmitirlos al consumidor, trabajando en conjunto con el área comunicacional y marketing para poder presentar un producto que sea algo novedoso”, dice Miriam Gómez y completa: “Estamos en ese trabajo de una línea de nuevos descubrimientos de partidas limitadas que puede ser el producto de una vinificación particular, de una zona particular, de un micro terroir que hayamos encontrado o de un vino que se descubra casualmente en algún momento. Son partidas limitadas, únicas e irrepetibles que se afianzarán desde el equipo de I+D+i formado en la bodega en búsqueda de nuevos productos”.



  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Instagram
LOGO-VINO-1.png