Martino Wines reabre sus puertas al turismo

Martino Wines abrió sus puertas al turismo y anunció la inaugura su restaurante en el mismo predio, con una propuesta de experiencia eno-gastronómica completa: turismo, vino, gastronomía en un espacio “descontracturado y amigable”, a solo 20 minutos de la ciudad de Mendoza


“Hoy no se trata solo de conocer una bodega y probar solo vinos de calidad, se trata de vivir una experiencia de placer alrededor del vino”, describió Fernanda Martino, de Martino Wines, quien además remarcó: “Visitar una bodega -alguna vez- fue solo para conocer el lugar donde se elabora el vino; ahora es un destino para conectarse y ser parte de nuestra tierra, gente y cultura”.


“Nuestra propuesta va más allá de mostrar -a quien nos visita- las instalaciones de nuestra bodega y el proceso de la elaboración del vino, se trata de hacerlos parte de nuestra impronta, cultura, de nuestra manera de vivir, compartiendo los vinos que nos gustan como familia, promoviendo un espacio entre amigos”, sostuvo Fernanda y completó: “Nuestros vinos son productos de la pertenencia de nuestro lugar y la puesta en valor de lo propio”.


“El restaurante, liderado por el cocinero Lucas Olcese y su equipo, cuenta con un salón central, una galería exterior integrada y un amplio parque arbolado contiguo a la bodega, disponiendo -también- de mesas compartidas y un living, una tendencia instalada en Europa que incentiva a que la gente comparta una comida, una charla, quedándose horas alrededor de las ya conocidas mesas comunales. Incentiva al relacionamiento’, describió Fernanda.


“Al turista le podemos enseñar mucho más que una fachada, una arquitectura. Contamos con una cultura para compartir que va unida al turismo. Nuestra apuesta es ofrecer constantes novedades al público y la mejor calidad en cada propuesta, haciendo productos sabrosos y atractivos para disfrutar en una jornada que invita a volver”, concluyó Martino.


La bodega está abierta al público de miércoles a domingos en tres turnos durante la mañana y días feriados, con una duración de recorrido de una hora a hora y cuarto, dependiendo la experiencia elegida. Las mismas, pueden ser "Experiencia Vinos Inusuales" la cual revaloriza cepas atípicas propias de Mendoza (Pedro Ximenez, Marselan, Garnacha, Sangiovese, entre otros); y la experiencia "Experiencia Single Vineyards", compuesta por la línea de alta gama Baldomir, vinos de perfiles europeos, elegantes, complejos. Mientras que el restaurante abre solo los medio días de jueves a domingos y estará disponible para eventos privados y reuniones corporativas.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Instagram
LOGO-VINO-1.png