Marqués de Murrieta produce el "Mejor Vino del Mundo" según Wine Spectator

El vino español Castillo Ygay Reserva 2010, de Marqués de Murrieta, fue elegido como el “Mejor Vino del Mundo” en la 40ª edición del Wine Spectator's New York Wine Experience.


Desde la llegada a la presidencia de la bodega por parte de Vicente Dalmau en 1996, Marqués de Murrieta ha logrado ganar interés en el mercado global. Aislada en la Rioja Media, cerca de Logroño, la finca cuenta con 300 hectáreas alrededor de su bodega, en la que Dalmau ha invertido 25 millones de euros para restablecer los procedimientos tradicionales, siempre poco intervencionistas, riojanos. Se apoyó en dos mujeres fundamentales para el éxito de su operación de retorno al primer plano: su hermana, Cristina, en la gestión, y la enóloga María Vargas como responsable de la viticultura y la vinificación.


De los cinco vinos que aquí se producen, el Castillo de Ygay Gran Reserva Especial es el superior porque procede de la mejor parcela, y la de mayor altitud, La Plana, de 40 hectáreas y plantado hace 71 años. Su base es de tempranillo, pero con un 15% de mazuelo (o cariñena), una uva generalmente poco apreciada en Rioja, pero que nos parece una de las claves del frescor ligero de este Gran Reserva que es todo menos una sopa de roble. Y, entre tiempo en barrica y en botella (son 130.000 éstas, cifra importante, que sólo se suele ver en Burdeos para un vino de este nivel), pasa 10 años antes de salir al mercado.


Tom Matthews, hasta hace poco director del Wine Spectator y ahora columnista especializado en vinos españoles, resaltó en la entrega del diploma a Vicente Dalmau que 2010 ha sido la mejor añada de este siglo en Rioja, y ensalzaba así el Ygay: "Este vino es opulento pero armonioso, con sabores complejos de cereza seca, suelo de bosque, té negro y cáscara de naranja. Es un bello ejemplo del estilo tradicional de Rioja, y debería beberse muy bien durante decenios".


La entrega se hizo durante la Wine Experience de la revista, en Nueva York. Este cronista ha asistido a este festejo anual tanto en Manhattan como en San Francisco, y el nivel de las catas y el del público asistente y apasionado es verdaderamente impresionante. No es como ganar en otro tipo de festival. Es la cumbre, y este galardón realza a Marqués de Murrieta, los vinos de Rioja y los de España. Es exactamente el tipo de triunfos que el vino español necesita ahora para remontar su imagen de "barato, pero agradable", porque puede ser mucho más. Por cierto: por 185 euros para toda esa clase, el Ygay sí que es barato.





  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Instagram
LOGO-VINO-1.png