Los elegidos de Bodegas Molinos Río de la Plata para esta primavera

Los vinos jóvenes y frutales son los compañeros ideales para festejar la llegada de una nueva temporada primaveral.


Las tardes cálidas y noches menos frías nos invitan a incorporar otras bebidas a nuestro repertorio habitual. También el maridaje se adapta: nos inclinamos por platos más livianos como ensaladas, para ir abandonando de a poco los platos calóricos que tan buena pareja hacen con los vinos tintos en el invierno.


Los vinos más ligeros son los vinos blancos y rosados pero animarse a un espumante, también es una interesante alternativa.


No solo la temporada coincide con la reapertura y, en algunos casos, con la eliminación de medidas como aforo y tiempo de permanencia; también llegan otros eventos y excusas que comienzan a tomar protagonismo cuando el sol nos acompaña un ratito más y las noches nos invitan a salir.


A la primavera, con amor. Sin duda hay más amor en el aire. Las citas o salidas románticas encuentran en esta temporada el clima ideal. Si sos el anfitrión o anfitriona, asegurate de tener un buen vino blanco enfriando en la heladera. ¿Por qué no romper el hielo con Aimé Chardonnay 2021 acompañado de unos ricos quesos como entrada? Y para los más arriesgados, probar Emilia Sauvignon Blanc 2021 para el momento del postre. Sin dudas, ¡vas a sorprender!


Salidas outdoors. El picnic no es sólo territorio de los estudiantes: vos también podés improvisar uno con todos los condimentos para una salida exitosa, rodeado de verde y naturaleza. Aquí, al momento de elegir un vino, tené en cuenta el maridaje: comidas de un solo bocado (como sándwiches, appetizers u otros) y donde los cubiertos no existen. Elegí un vino frutado, con toques cítricos, para que la combinación permita disfrutar la tarde. También, tené en cuenta que este espacio no solo vive del sol: la noche al aire libre es un momento ideal para “balconear” o pasarla en una linda terraza. Aquí te animamos a que descorches burbujas de primavera: un rosé amable como Emilia Brut Rosé o un extra brut poderoso como aperitivo, como Aimé Extra Brut, para luego dar lugar a una cena liviana (sushi, ensalada o picada de frutos de mar).


Es muy importante enfriar el vino y mantener su temperatura baja para un mayor disfrute, siempre considerando que la temperatura ideal de cada varietal es diferente entre sí.


Los elegidos de Bodegas Molinos Río de la Plata


Emilia Sauvignon Blanc 2021: de color amarillo que vira entre verde y acerado. En nariz se destacan sensaciones nariz destacan las notas florales y herbáceas típicas del inicio de la primavera. “En boca, su acidez fresca hace de este vino el ideal para gozar el atardecer, disfrutando de las primeras flores del jardín” expresa Roberto. Resulta ser un vino ideal para acompañar con quesos, pescados, sushi o ceviche.


Aimé Chardonnay 2021: A la vista es de color amarillo con reflejos verdosos. En nariz sobresalen notas cítricas y florales. En boca es frutado y fresco, con una perfecta armonía entre dulzura y acidez. Dale una oportunidad con pescados y frutos de mar.


Emilia Brut Rosé: “Sus clásicas notas de color amarillo verdoso destacan y combinan perfectamente con la aparicion de las primeras hojas de la primavera. Su fragancia de flores blancas nos motiva a apreciar en nuestro paladar este noble producto, entregando una sensación refrescante” comenta Roberto. Es un gran compañero para platos con arroces o vegetales al wok.


Aimé Extra Brut: A la vista de color amarillo pálido con matices verdosos. En nariz presenta aromas florales que recuerdan a la flor de azahar y a flores blancas, notas frutales de durazno blanco, notas cítricas de pomelo y toques sutiles de té verde. En boca es de entrada sucrosa, fresco y con muy buena persistencia. Con cócteles y aperitivos es una gran apuesta.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Instagram
LOGO-VINO-1.png