La Milano Wine Week confirmó su cuarta edición con un evento en vivo y virtual

Actualizado: abr 22

Federico Gordini, Presidente de Milano Wine Week

Milano Wine Week (milanowineweek.com) confirmó su cuarta edición, del 2 al 10 de octubre, con un amplio programa de clases magistrales internacionales de 7 países y cientos de eventos de asistencia presencial y virtual.


Este año, el evento llega con un doble objetivo: reforzar los vínculos de la feria con el tapiz urbano y, simultáneamente, aumentar la participación y la implicación del público internacional.


El programa cuenta con 9 días de eventos físicos -que se desarrollarán con total respeto a la normativa que garantiza la seguridad de los asistentes- en los que las empresas y los consorcios vitivinícolas podrán dialogar con los profesionales del sector y los amantes del vino. La Milano Wine Week (MWW) es uno de los pilares del resurgimiento que experimentará la ciudad de Milán en esta temporada de otoño, en la que volverá a ser el escenario del regreso sinérgico de la excelencia italiana, desde la moda y el diseño hasta el vino.


"Se trata de un evento que aportará una ola de innovación y proporcionará útiles perspectivas y análisis del mercado, basándose en el sistema de Milán, donde los negocios se desarrollan entre productores y compradores, e integrando al consumidor final a través de un proceso altamente innovador basado en el uso de nuevas tecnologías para el procesamiento de datos y la planificación futura", anunció Federico Gordini, Presidente de Milano Wine Week.


El resurgimiento de la industria vitivinícola, la promoción del territorio y la cultura del consumo: estos son algunos de los ejes de la edición de este año, que se vincula fuertemente con el entramado urbano de Milán, con su red de actividades y conexiones esenciales para el resurgimiento económico.


La Milano Wine Week basará su acción en 6 ejes principales la eficacia del sistema de Milán y de su red de conexiones para fomentar el resurgimiento económico de toda la industria del vino y la hostelería; una penetración capilar en el tapiz urbano, facilitada por un nuevo "ecosistema" tecnológico que ayudará a conectar los cientos de eventos programados; la creación de un rico programa de eventos que ponga a los consumidores en el centro, para interceptar la profunda evolución de los hábitos de consumo y crear oportunidades para promover la cultura del vino y una relación cada vez más directa con los productores; un enfoque sistémico entre el vino y la comida -que encaja bien con las novedades de este año- en la promoción de la excelencia italiana; la producción de oportunidades para un debate internacional sobre la evolución de la industria y las nuevas herramientas para abordar los mercados globales; la creación de un importante programa de promoción internacional dedicado a la asociación de consorcios y empresas en el que la tecnología permitirá la conexión entre los eventos físicos celebrados en los principales mercados de exportación.



Este año, la feria presentará un programa especialmente cargado de eventos que involucran a la ciudad de Milán en tres campos de acción con actividades diseñadas para los profesionales del sector en un momento estratégico del año, en el que las compras se definen por más de un tercio de la facturación anual de la industria vinícola italiana (Catas, Masterclasses, Catas a pie, potenciadas a través de la plataforma Digital Wine Fair) con actividades formativas y de networking dedicadas a diferentes públicos que, en conjunto, forman el mayor foro educativo del sector (Webinars, Seminarios y Talleres - Wine Business Forum, Shaping Wine y Wine Generation Forum, en 3 días diferentes y con 3 públicos específicos) y con un intenso calendario de eventos para consumidores y amantes del vino que "invadirán" cientos de locales en toda la ciudad (Wine Pairings, Wine Parties, Walk Around Tastings, Wine Talks, MWW Bar&Restaurant Circuit, MWW Wine Shop).



"La feria está concebida para que el público pueda vivir experiencias en Milán y en 11 ciudades de 7 países clave para la exportación de vino", señala Gordini, quien añade: "Nuestro objetivo es ser un laboratorio en el que los diferentes actores puedan mostrar sus puntos fuertes y dirigirse a su público objetivo; el vino despierta un amplio interés y actualmente estamos trabajando con socios de otros ámbitos de la producción italiana para construir proyectos promocionales conjuntos que unan la excelencia italiana en Milán y en todo el mundo".


Tras los resultados de las catas de 2020, retransmitidas en directo desde Milán, con clases magistrales a las que asistieron en persona más de 1.000 profesionales del sector en sedes de 7 ciudades (en EE.UU., Canadá, Rusia y China), la edición de 2021 presenta un programa internacional ampliado que llega a 11 ciudades (Montreal, Toronto, Nueva York, Chicago, Miami, Londres, Moscú, Shanghái, Shenzhen, Tokio, Hong Kong) en 7 mercados clave para la exportación de vino (EE.UU., Canadá, Reino Unido, Rusia, China, Hong Kong y Japón). Estas actividades de promoción internacional se organizan en los lugares más estratégicos del mundo y están diseñadas para relanzar eficazmente el vino italiano en zonas extracomunitarias.


Para que las bodegas de cualquier escala puedan acceder a las oportunidades de negocio y de networking de la MWW, la Milano Wine Week presenta la Wine Business City, programada para los días 3 y 4 de octubre: un innovador evento de negocios de dos días de duración en el que se reúnen empresas y profesionales de la industria de la distribución y del comercio minorista físico y digital, en un momento del año esencial para el sector del vino, cuando se definen las compras para el último trimestre de 2021 y para el primero de 2022.


Para los amantes y entusiastas del vino, la Milano Wine Week refuerza su formato típico que involucra a todo el territorio, con el objetivo de representar una oportunidad para volver a la convivencia y la socialidad, combinando la excelencia de algunos de los principales consorcios vinícolas italianos con los distritos vinícolas de la MWW: una selección de algunos de los barrios más populares de Milán cuyos bares y restaurantes presentarán actividades especiales en colaboración con cada uno de los Consorcios que, junto con las actividades de promoción y el uso de la tecnología, transformarán los Distritos del Vino en un itinerario público para descubrir algunos de los principales productos de la IGP italiana y sus productores.


El evento será también una plataforma ideal para promover el regreso de la cultura del consumo, en apoyo de todos los bares y restaurantes que buscan oportunidades de visibilidad y resurgimiento tras muchos meses de cierre.


El vino y la gastronomía van necesariamente de la mano, y deben unir sus fuerzas e interactuar: la Milano Wine Week no sólo engloba a los bares y restaurantes locales como sedes de actividades experienciales que fomentan la cultura del vino y el intercambio, sino que también presentará importantes eventos educativos para el público -como las series de maridaje de vinos, que se centran en la combinación de comida y vino y cuentan con la participación de algunos de los chefs más importantes de Italia-, así como actividades promocionales conjuntas dentro del programa internacional, cuyo objetivo es promocionar estos dos pilares esenciales del estilo de vida italiano ante una audiencia de profesionales del sector en 7 de los mercados más importantes del mundo.


Milano Wine Week también convierte a Milán en un HUB para el turismo enológico y gastronómico. Este año, la MWW presenta sus Wine Tours, que ofrecen itinerarios y actividades diseñados para descubrir las maravillas de los territorios vinícolas a no más de dos horas de distancia, con lanzaderas que parten del centro de la ciudad para crear conexiones entre lugares, productos y experiencias.


Milano Wine Week pretende ofrecer a todo el sector una oportunidad concreta de interacción y promoción: los productores de vino de todas las escalas podrán "construir" un espacio adaptado a sus necesidades dentro de Milano Wine Week, desde el que interactuar con el público, construir nuevas oportunidades de negocio y dar voz a sus proyectos, excelencia e innovación.