Gina Catena: “La nueva camada de enólogos le está dando un giro de 180° a la industria”


Enóloga de Bodega Emilca y miembro de una familia de fuerte tradición vinculada al vino, Gina Catena forma parte de una nueva camada de productores y creadores de vino que busca afianzar su vinculo con el consumidor desde un lugar más descontracturado y con productos como Morada del Duende.

“Vengo de una familia de vitivinicultores y de chica mi papá me llevaba a la bodega. De hecho tengo el vívido recuerdo de ir atrás de él arriba de las piletas mientras iba revisando una por una, ese recuerdo me acompaña hoy en día a seguir disfrutando de lo que hago”, comenzó a explicar Gina, para quien uno de sus grandes focos es Morada del Duende, una marca familiar que nació en los 90s, y que en 2015 tuvo su reconversión hacia las damajuanas como respuesta a una necesidad “de querer hacer conocido cómo hacemos nuestros vinos en Bodega Emilca”. “Desde ese año hasta hoy no hubo semana que no fraccionáramos”, reforzó.

Según Catena, una de las claves de Morada del Duende es “siempre seguir la misma línea de elaboración”: “usamos uvas tintas de la Zona Este, no nos salimos de lo que quiere el consumidor”, indicó sobre el vino que actualmente cuenta con una producción de 3.500 litros mensuales tanto en damajuana como botellas que se comercializan en Mendoza, Neuquén, Rosario, Córdoba y Buenos Aires, y que en el contexto actual, cuenta con un 60% de sus ventas de manera online a vinotecas, comercios y particulares.

Para la enóloga, “las bodegas han tenido que reinventarse, adaptarse al mundo de las redes sociales, donde se llega más a la gente, y con ello el nivel de consumo ha crecido así como la producción”. “Gente que no consumía ahora lo hace, es más el tiempo que se pasa en casa y eso acompaña al consumo diario del vino”, reforzó.

Sin embargo, de acuerdo con Gina Catena, los desafíos siguen siendo muchos para la industria, ya sean vinculados a la producción –heladas, granizo durante la cosecha-, pero también en el vínculo con el consumidor. “El gran desafío es salir adelante cómo se está acostumbrado, la nueva camada de enólogos le está dando un giro de 180° a la industria, somos descontracturados y apasionados y queremos que el consumidor no le ponga momento ni le tema al consumo del vino, que se divierta y disfrute esa botella sin más”, apuntó.

Y finalmente recomendó a los consumidores: “Comiencen de a poco, el primer vino que tomen les dará la pauta del segundo que quieran tomar y así sabrán de a poco qué les gusta, ya que sobre paladares no hay nada escrito. Déjense llevar por la historia del mismo, prueben vinos de pequeños productores que ahí se esconden muchas promesas”.

21 vistas

+5411 4924 7908

©2020 por pruebavino. Creada con Wix.com