Francia redujo sus importaciones en un 13,5% en 2020

Francia: Evolución de las importaciones de vino y mosto (2010-2020). Fuente: OeMv

Las exportaciones de vino en Francia registraron una caída histórica en 2020, con un descenso del -10,8% en valor y del -4,9% en volumen, de acuerdo con un análisis del Observatorio Español del Mercado del Vino, y una caída en las importaciones del 13,5% en volumen y 12,5% en valor. Se trata de un ritmo de caída no visto en los últimos 20 años.


Según el informe, la pérdida del 13,7% en volumen supera a la caída del 12,9% de 2012 y la del 12,5% en valor, que se suma a caída también importante en 2019 (-8%). Lo que compra Francia es mayoritariamente vino a granel, con algo de Prosecco italiano, Oporto portugués y algunos vinos envasados de España, Italia, EE.UU. y Nueva Zelanda, además de procedentes de otros productores. Y el granel, en los últimos años, desde el gran cambio de 2003, es principalmente español, que suministra cerca del 80%, equivalente a casi 4 millones de hectolitros.


Actualmente, el 70% de las importaciones de vino en Francia corresponden a vinos españoles - aunque menos del 30% de su valor en euros-, mientras que Italia se mantiene casi como proveedor residual de vino a granel a Francia y Sudáfrica y EE.UU. mostraron leves incrementos.


Más de tres cuartas partes del vino que compra Francia es vino a granel y es éste el que explica la evolución de las importaciones en 2020. De los 625 millones de litros de importaciones francesas de vino en 2020, 485 millones se realizan en envases de más de 10 litros, es decir, a granel, lo que supone más de tres cuartas partes. Sin embargo, del total de la facturación de 760 millones de euros del pasado año, el granel apenas supone un 31,5%, mientras los vinos envasados (menos de dos litros) no espumosos representan un 54,5% del global, equivalente a 254 millones de euros. La diferencia entre valor y volumen radica en los precios medios de los distintos tipos de vino.


Mientras el granel que importa Francia lo sale a 49 céntimos de euro por litro, el vino envasados lo compra a una media de 4,32 €/l. Mucho menores son las compras que realiza nuestro país vecino de vinos espumosos y en bag in box. De los primeros, apenas adquiere 28 millones de litros a un precio medio de 3,26 €/l, que suponen una factura de 92,4 millones de euros.


Vinos espumosos, principalmente italianos en más del 60%, cuyas compras por parte de Francia han disminuido también en 2020 pero a menor ritmo. Una ligera caída del -3,9% en volumen, ampliada por la bajada del -1,9% en los precios medios, genera una menor inversión en euros del -5,8%. Por su parte, los vinos en formato de BiB son los únicos que crecieron en Francia el pasado año. En consonancia con la evolución mundial, las importaciones francesas de BiB, procedentes principalmente de España, aumentaron un 13,9% en litros, aunque una caída similar en su precio medio (-13%) generó un ligero retroceso en euros del -0,8%. Francia compró mucho más bag-in-box (aunque apenas supone 2 millones de litros más), pero a precios mucho más económicos (ya por debajo del euro por litro), lo que hizo que pagara incluso menos por él que el año anterior.



+5411 4924 7908

©2020 por pruebavino. Creada con Wix.com