Ey! Vino Borges: Un puente entre los vinos no tradicionales y los consumidores curiosos

Con el aumento del consumo del vino, en gran parte por generado por la pandemia, pero también por el acercamiento de nuevos consumidores, jóvenes y más curiosos, nuevas propuestas comenzaron a surgir como la distribuidora boutique Ey! Vino Borges, dando oportunidad a etiquetas menos tradicionales y hablando al consumidor en “su idioma”.

La propuesta no sólo nace del deseo de tres amigas de desarrollar algo junto, sino también por la pasión que las une y como respuesta al contexto generado por la pandemia. “Somos 3 amigas mendocinas desde hace más de 20 años y grandes consumidoras, que si bien nos dedicamos a labores muy diferentes, sabíamos que eran complementarias a la hora de encarar este proyecto”, cuentan a Prensario del Vino sus fundadoras Carina Zoloa, Silvana Bueno y Macarena Cruz, y remarcan: “Ey! Vino Borges es un concepto, no es sólo la venta del producto. Lo componemos”.

“Silvana cuenta con una gran experiencia en el sector del enoturismo, lo que nos permite tener, a través de sus ojos, la mirada del consumidor, de otros entusiastas del vino. Del contacto con gente de todo el mundo, que habla diferentes idiomas, pudo hacer del vino un lenguaje común y simple, más cercano. Mientras que Carina, quien además cuenta con una empresa de ambientación y producciones, es la creativa del grupo, y la que aporta el desparpajo y humor a la comunicación de Ey! Vino Borges. Finalmente, Macarena es quien está en el detalle y la organización, manejando el detrás de escena. La que ordena y coordina”, describen las “Borgianas”.

Como diferencial, Ey! Vino Borges se basa en dos pilares: por un lado, ofrecer etiquetas “que no se encuentran fácilmente en el mercado, que no son comerciales, buscando ser una especie de ‘vidriera’ hacia el consumidor”. Y por el otro, en una comunicación más descontracturada, con la música –otra de sus pasiones- como eje. “Nos dirigimos a esos nuevos consumidores curiosos que tengan ganas de adentrarse en este mundo y comenzar este viaje que da el ritual del vino, descorcharlo, olerlo y terminar desgustandolo en el paladar”, señalan.

Finalmente, en lo que respecta a la presencia de las mujeres en la industria del vino, las “Borgianas” señalan que actualmente se trata de un momento de “transición”. “Gracias a Ey! Vino Borges descubrimos que hay muchas mujeres elaborando vino, a las cuales queremos darle visibilidad. A través de un espacio donde no solo el foco estará puesto en la venta de sus vinos, sino que queremos que cuenten sus historias, y que quiénes nos siguen, puedan conocerlas. Nos entusiasma poder ser ese último eslabón en la cadena, como mujeres que sueñan con un día hacer también su vino. Detrás de un buen vino hay una Gran Mujer”, completan.

169 vistas

+5411 4924 7908

©2020 por pruebavino. Creada con Wix.com