Estados Unidos: sombrías perspectivas para los restaurantes después de la pandemia Covid-19


Más allá del actual cese de atención del público en persona y el relativo auge de las ventas online, los analistas estadounidenses consideran que los restaurantes y bares tendrán un difícil período de recuperación hasta que desaparezcan totalmente los efectos de la pandemia Covid-19.

En el noticiero PBS Newshour de anoche, una experta en comercios al público advirtió que, aún cuando a futuro se alivien en parte las medidas restrictivas que actualmente rigen, en las etapas iniciales de la presunta vuelta a la normalidad seguirá habiendo una normativa a seguir con respecto a la distancia entre personas en lugares públicos y en cuanto a los insumos y elementos que se utilicen, como –en el casos de los bares y restaurantes— las copas, platos y utensilios. Todo esto, en función de que un rebrote de la pandemia sería de consecuencias desastrosas en todo sentido.

La reporteada señaló como futuro probable una instancia en que los restaurantes y otros lugares de concurrencia pública deban mantener la distancia entre personas, que haya una indumentaria especial para el personal de servicio, y que los elementos utilizados para la comida o bebida sean descartables. Estas limitaciones repercutirán negativamente en la percepción de bienestar de quienes intenten recrear la experiencia social de beber o comer en conjunto con otras personas, y lógicamente en las finanzas y rentabilidad de los locales.

En Estados Unidos existe actualmente un clamor por ‘reabrir’ la economía, pero las cifras de infectados y de decesos mantienen a raya toda intención de poner en práctica tal idea, pese a que las ventas minoristas cayeron 8,9% en marzo, de acuerdo a cifras oficiales citadas por el New York Times, y cerca de diez millones de personas quedaron desempleadas. En la Unión Americana no existe la indemnización por despido, habiendo un seguro de desempleo estatal por tiempo limitado.


Al igual que en América Latina, la mayor esperanza está puesta en el desarrollo de una vacuna que pueda ser aplicada masivamente, como sucesió con la antigripal. La industria farmacéutica está trabajando frenéticamente en este tema, pero estiman que es improbable que se pueda volver a la normalidad antes de 2021, aunque en la segunda mitad de este año se pueda avanzar al respecto.

22 vistas

+5411 4924 7908

©2020 por pruebavino. Creada con Wix.com