Estados Unidos: Creció la importación de vino en 2020, pese a la pandemia y los aranceles

Según datos de la aduana estadounidense, el país norteamericano importó en 2020 un total de 1.231 millones de litros de vino (+0,1%), su mayor cantidad hasta la fecha, y 1 millón más que en 2019, incluso a pesar del aumento de los aranceles hacia algunos vinos embotellados europeos.


Sin embargo, de acuerdo con un análisis del OeMv (España), pese a registrar este máximo histórico en volumen, EE.UU. redujo un 9,4% el valor de sus importaciones, hasta los 5.618 millones de dólares (-582 millones), el menor gasto desde 2016, ya que el precio medio cayó un 9,5% hasta los 4,56 USD/litro, el más bajo desde 2012. Además, el contexto ocasionado por el Covid-19 llevó a una falta de estabilidad en la importación de vinos, con subidas en meses como enero y febrero, y caídas entre marzo y octubre, para luego repuntar en los últimos dos meses del año.


En tipo de vino, granel y bag-in-box, fueron los de mayor importación, a precios más altos, y menos envasado y espumoso, a precios inferiores. El vino tranquilo envasado fue el primer vino importado en Estados Unidos con el 57% del volumen y el 72% del gasto total en 2020. Sus compras disminuyeron solo un 2,9% en volumen, hasta los 704,3 millones de litros, si bien lo hicieron un 11% en valor, más que ningún otro vino, hasta los 4.020 millones de dólares, peor cifra desde 2012. Su precio medio bajó un 8,3% hasta los 5,71 USD/litro, el más bajo desde 2015.


El vino espumoso por su parte, vio una caída del 6,7% en volumen y un 8,9% en valor, hasta los 143,5 millones de litros y los 1.257,5 millones de dólares, tras varios años creciendo de forma ininterrumpida. Su precio medio bajó un 2,3% hasta los 8,76 USD/litro, el menor desde 1992.


Finalmente, en lo que respecta a la categoría de vinos envasados menores a dos litros, las importaciones tanto de vino a granel como en bag-in-box crecieron de forma muy similar, en torno al 10% en volumen y por encima del 12% en valor, a precios algo más elevados. Compensaron la caída de envasados y espumosos en volumen, aunque no en valor.


En lo que respecta a los países de orígenes, los europeos fueron los más afectados, principalmente Francia y Alemania, con España en un escalón debajo. Estados Unidos gastó un 20% menos en vino de Francia en 2020, algo que toma mayor relevancia si se tiene en cuenta que es un mercado que venía con 10 años consecutivos de subidas. De esta manera, Francia fue superada 4 años después por Italia como primer vendedor de vino en valor –pese a que el país italiano cayó por segundo año consecutivo, hasta bajar ligeramente de los 1.925 millones de dólares (-1,5%)-. En volumen, Italia repite liderato de forma clara con 342,7 millones de litros, el 28% del total importado por Estados Unidos, aunque también cerró el año en negativo (-0,6%). Francia también perdió una plaza en el ranking de volumen y baja al tercer puesto con 159,4 millones de litros (-12%), su peor dato desde 2016, a un precio medio que bajó un 9% hasta los 10,78 USD/litro.


Canadá, país distribuidor, pasa en solo un año de quinto a segundo proveedor al crecer un 19% hasta los 164,5 millones de litros, si bien es el undécimo vendedor en valor con 39 millones de dólares (-5,3%), ya que casi el 100% de las ventas a su país vecino fueron a granel, a un precio medio irrisorio que se traduce en un precio global de apenas 24 centavos por litro.


Nueva Zelanda no deja de crecer y se hace fuerte como tercer vendedor en valor con casi 49 millones de dólares (+5,5%), seguido de lejos por Australia, que superó a España en el cuarto puesto pese a caer un 5,9% hasta los 320,4 millones, por los 314 millones registrados por nuestro país (-11,5%). 2020 cerró con el menor gasto en vino español realizado por Estados Unidos desde 2011. A cierta distancia aparecen Argentina, con 252,4 millones de dólares (-6,4%), y Chile, con 225,4 millones (-5,2%). En volumen, Chile creció un 5,4% hasta los 147 millones de litros y superó a Australia como cuarto proveedor, al caer el país australiano por tercer año consecutivo, hasta bajar de los 134 millones (-4,8%). Nueva Zelanda consolida su quinto puesto con 80,4 millones de litros (0,7%), seguido de los 64 millones de España (-10,4%), cuyo precio medio apenas bajó un 1,2% hasta los 4,90 USD/litro, superior a la media del mercado estadounidense.


  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Instagram
LOGO-VINO-1.png