El Fondo Vitivinícola fue distinguido con el “Mercurio de Oro”

La Asociación Argentina de Marketing reconoció con el Premio Mercurio a la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) y el Fondo Vitivinícola por la construcción de marca del “Vino Argentino” como Bebida Nacional asociada a la cultura y a la historia nacional, y los diez años sostenidos de construcción de institucionalidad, en articulación constante entre el sector privado y el público, tanto a nivel nacional, como provincial y municipal.


El caso Vino Argentino, Bebida Nacional fue premiado dentro de la categoría Institucional y el Fondo Vitivinícola se alzó también con la máxima distinción en la división Entidades Públicas, cosechando un doble reconocimiento para la labor institucionalizada de la vitivinicultura argentina.


El Premio, que otorga desde hace dos décadas la Asociación Argentina de Marketing, es el mayor reconocimiento nacional a prácticas de marketing, comunicación, difusión y comercialización y distingue lo hecho en los últimos diez años desde COVIAR, a través de su unidad ejecutora el Fondo Vitivinícola, en articulación con el Ministerio de Agricultura de la Nación, el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) y los gobiernos de las provincias vitivinícolas en pos de la promoción genérica del vino, uno de los objetivos centrales del Plan Estratégico Vitivinícola.


Los “Diez años de la declaración del vino argentino como Bebida Nacional” resumen una década en la construcción de la “marca” Bebida Nacional, iniciada con el Ministerio de Agricultura de la Nación y COVIAR en 2010, representa todo un logro de la vitivinicultura organizada y articulada con el sector público y es el resultado de gestiones, búsquedas de consensos y consecución de resultados tangibles para la cadena vitivinícola. Entre los elementos que sostienen la argumentación se destaca la madurez del sector con visión y capacidad de gestión que supo diferenciarse apostando a la articulación entre lo público y lo privado para lograr políticas públicas y beneficios para todo el sector.


La declaración del vino como Bebida Nacional no es meramente enunciativa: se traduce en mejores condiciones impositivas, sólidos programas de promoción, mejoras competitivas y la diferenciación –respecto de otras bebidas- al haber conseguido su estatus de alimento, clave en la cultura y la identidad argentina. Además, esta declaración instauró al 24 de noviembre como Día del Vino Argentino Bebida Nacional, ocasión que cada año es propicia para instalar un hito cultural con la coordinación del Fondo Vitivinícola.