Domaine Bousquet presentó la cosecha 2021 de su línea Premium de uvas blancas

Domaine Bousquet presentó la cosecha 2021 de los blancos de la línea Premium, los vinos jóvenes y frutados de la bodega, con su Domaine Bousquet Premium Chardonnay 2021, elaborado a partir de uvas orgánicas provenientes de viñedos propios ubicados en Gualtallary. Una excelente opción para beber en cualquier momento del año, como aperitivo o para acompañar platos invernales.


“A diferencia de años anteriores, la Vendimia 2021 fue muy lluviosa, más allá de eso, pudimos mantener la calidad de siempre. Comenzamos a cosechar el 19 de enero los blancos para espumantes, al momento de levantar la uva para los vinos tranquilos nos hubiese gustado esperar a tener un poco más de azúcar, pero corríamos el riesgo de que comenzaran las lluvias y cosechamos a finales de febrero”, explicó Rodrigo Serrano Alou, Enólogo y Gerente de Operaciones de Domaine Bousquet. “Fue una cosecha muy estratégica, muy de estar en el día a día y en los blancos acertamos con los momentos. Cosechamos el Chardonnay y al otro día empezó a llover por 10 días seguidos, hubiésemos tenido problemas de podredumbre.”


“Finalmente, lo único que cambió fue el grado alcohólico, porque el perfil aromático –esa manzana verde que tanto nos gusta, esa compejidad en la boca por el trabajo con las borras, en el caso del Chardonnay- se sigue manteniendo, pero con un grado de alcohol más bajo a lo que estamos acostumbrados. Se van a encontrar con vinos filosos, minerales, que es típico de la zona”, completó Serrano Alou.


Los blancos de la línea Domaine Bousquet Premium son las variedades: Sauvingnon Blanc, Pinot Grigio, Chardonnay y un blend de Chardonnay/Torrontés. La línea se completa con: Malbec, Cabernet Souvignon, Merlot y un Rosé cuya composición varía según la añada.


"Estamos presentando los blancos del año en sintonía con nuestros principales mercados internacionales. A su vez, vemos que el consumo de vinos blancos crece año tras año, se están perdiendo ciertos prejuicios respecto de ‘qué estación es mejor’ para tomar ciertos vinos", señaló por su parte Lucía Marchessi, Responsable de Marketing y Comunicación de Domaine Bousquet. “Creemos que, como bodega, es importante promover e impulsar el consumo desestacionalizado. Son vinos que no solo acompañan temperaturas, situaciones y gastronomía de estaciones cálidas, sino que por sus características pueden combinarse perfectamente con platos invernales, como pescados, sopas de verduras o las achuras de nuestros típicos asados”.


Domaine Bousquet es el legado de una larga y prestigiosa historia que lleva el apellido Bousquet. Una familia que lleva cuatro generaciones de tradición vitivinícola, proveniente de la región de Carcassonne, al sur de Francia. La bodega nació en el año 1997, cuando la familia adquirió 240 hectáreas de viñedos en Gualtallary, Tupungato, Valle de Uco, actualmente considerado uno de los mejores terruños mendocinos. En el año 2002 tuvo su primera cosecha.


El principal objetivo de la familia Bousquet es el de combinar las técnicas de elaboración francesas, con el clima y terroir excepcionales de la región. La filosofía de trabajo se enfoca en la preservación de la alta calidad de las uvas; por esa razón el manejo delicado del viñedo es el principio que rige a la bodega.


Los viñedos cultivados orgánicamente tienen producciones más bajas, pero de más concentración y sabor que aquellos tratados con agroquímicos, permitiendo que los sabores únicos de los frutos de los viñedos se destaquen de manera asombrosa. La enología está a cargo de Rodrigo Serrano Alou.