Corbeau Wines presentó su Mad Bird Cabernet Sauvignon

La bodega familiar Corbeau Wines presentó su más reciente incorporación a la línea Mad Bird: se trata del Cabernet Sauvignon 2018, un vino realizado íntegramente con este varietal y uvas propias provenientes de viñedos ubicados en la localidad de Maipú, Mendoza.

De esta manera, el vino que cuenta con un paso de tres meses en vasijas de concreto, tres meses en barrica de roble americano y seis meses en botella, se suma al listado de seis etiquetas dentro de la línea Mad Bird, que hasta el momento cuenta con cuatro tintos, un white blend y un rosé. En lo que respecta a su producción, se realizaron 25.000 partidas exclusivamente para el mercado local, pero se estima que su tirada 2019 rondará las 85.000 botellas.

“La idea con Mad Bird fue crear vinos con mucha fruta, pero con estructura y potencia, que sean sedosos y amables; que tengan una entrada con taninos dulces y redondos. Que a su paso se impongan, pero no cansen y con un muy agradable final en boca. El Cabernet debía seguir esa idea”, señaló Eduardo L. Rodríguez, enólogo y parte de la familia detrás de Corbeau Wines.

Y agregó Francisco Rodríguez, Brand Manager de la bodega: “El Cabernet Sauvignon es un varietal insignia a nivel mundial y que nos faltaba en esta línea. Nuestro objetivo era ofrecer una propuesta que sea acorde a Mad Bird: un vino diferente al clásico Cabernet Sauvignon, pero que siempre tuviera toda la impronta Corbeau Wines, por eso nos demoramos un par de cosechas más hasta encontrar lo que buscábamos”.

Durante su presentación, Francisco remarcó la importancia de “crear productos que, desde lo enológico, no estén solo pensados en maridajes, sino también para que el paladar pueda disfrutarlos solos”. “Apuntamos a aquellos consumidores que estaban desorientados con vinos fáciles de tomar porque entendemos que es la industria la que debe cambiar y no buscar siempre educar al consumidor. Hay mucho vino para enólogo y poco enólogo para el producto”, identificó.

En relación al momento de su lanzamiento, el Brand manager hizo hincapié en que, pese a tratarse de la segunda variedad de tinto más exportada, y ser el mercado internacional una pieza clave para Corbeau dentro de su modelo de negocio –con un 60% de exportación-“costaba llegar al producto que queríamos y en la bodega tenemos como ‘ley’ ser consistentes con lo que tiene la etiqueta presenta y la calidad del producto”. “Lo que menos podemos hacer es saturar el paladar del consumidor”, completó.

Los otros vinos que conforman la línea Mad Bird son Dark Malbec 2018 (Malbec 100%), Dark Blend 2018 (Malbec 40% / Bonarda 35% / Ancellotta 25%), Malbec Ancellotta 2018 (Malbec 50% / Ancellotta 50%), White Blend 2020 (Sauvignon Blanc 80% / Chardonnay 15% / Torrontés 5%) y Rosé 2020 (Sangiovese 80% / Merlot 20%).

Además, Corbeau Wines cuenta con otras dos etiquetas especiales: Mad Bird Reposado y Mad Bird Supremo, ícono de la bodega. Estas últimas etiquetas fueron lanzadas en 2017 y 2019, respectivamente, con el objetivo de ofrecer opciones con potencial de reserva.

+5411 4924 7908

©2020 por pruebavino. Creada con Wix.com