Bodega Piedra Negra lanza la nueva añada de “Gran Lurton Rosado” al mercado

Bodega Piedra Negra lanzó al mercado la última añada de su ultra premium Gran Lurton Rosado, un vino perfecto para disfrutar en las tardes y noches cálidas de primavera y verano. Fresco y a la vez complejo, este rosé está elaborado con la mínima intervención lograda a partir del uso de ánforas Clayver, de gres.


Se trata de un blend muy particular de uvas Pinot Gris, Sauvignon Blanc y Tocai, que representa fielmente el terroir que le da origen en Los Chacayes, Valle de Uco. Sale al mercado en una edición limitada de 1200 botellas y se presenta como una opción ideal para beberse solo, como aperitivo, o acompañando platos livianos, como por ejemplo pescados y mariscos.


La línea Gran Lurton es ya un clásico indiscutido de la bodega: sus vinos han ganado múltiples premios y gran reconocimiento de parte de los consumidores y de la prensa especializada.


Esta nueva añada del blend rosado -la primera fue en 2019- pasa a integrar la prestigiosa línea de Piedra Negra junto al Gran Lurton Corte Argentino, el blend tinto, y al Gran Lurton Corte Friulano, el blend blanco, con una composición en la que el Pinot Gris cobra protagonismo.

“El blend de 2022 está compuesto por 85% Pinot Gris, 15% Sauvignon Blanc y 5% Tocai Friulano. En el corte anterior habíamos logrado el color a partir del Cabernet Franc. Este año el color se logró gracias a una fermentación en ‘skin contact’ del Pinot Gris. Luego se realizó una crianza sobre lías finas por 6 meses”, comentó Quentin Pommier, enólogo de Bodega Piedra Negra

Una característica distintiva del Gran Lurton Rosado 2022 es que tanto la fermentación como la crianza sobre lías se llevó a cabo en ánforas Clayver, una alternativa a los recipientes de madera, acero inoxidable o concreto, que colabora con la mínima intervención dando vida a vinos más auténticos y despojados en los que salen a la luz todas las características de la fruta y del terroir.


Análogas a los recipientes que se usaban en la antigüedad para elaborar y transportar vinos, estas ánforas italianas están fabricadas con gres, una mezcla de materiales crudos seleccionados específicamente para contener vinos, y cada pieza es cocida a muy alta temperatura. Como resultado, ofrecen una baja porosidad que permite que la incorporación de oxígeno y su disolución en el vino sea muy controlada.

“Las ánforas Clayver son utilizadas especialmente en la elaboración de vinos blancos y rosados ya que hacen posible una crianza protectiva del vino, preservando la frescura y expresión aromática. Algunos modelos de Clayver poseen una estructura con cilindros en su base que permite rotar el ánfora, lo cual replica el efecto del batonnage pero sin la necesidad de abrir el recipiente. De este modo se pueden hacer crianzas sobre borras finas o lías de manera muy controlada para lograr vinos con mayor volumen y textura en boca”, agregó Pommier.

Bodega Piedra Negra utiliza ánforas para la elaboración de sus vinos de baja intervención. Las Clayver se emplean para el Gran Lurton Rosado y para el Jackot, y la marca TAVA, para el cot que integra la líneal Chacayes.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Instagram
LOGO-VINO-1.png