Bodega Cordillera: “Creamos vinos con personalidad que se dejen compartir y disfrutar”

Gustavo A. Taricco, re-fundador y CEO de Bodega Cordillera, hizo un balance a PdV sobre el año de una bodega que ha conjugado los conceptos de pasión y tradición y apostado por la diversidad para destacar, especialmente entre los consumidores más jóvenes.

“Bodega Cordillera es un sueño familiar que relata una historia de vida, la de nuestra familia. Una herencia italiana, un legado de pasión por el trabajo y el amor a nuestra tierra, la vid y sus frutos”, cuenta Taricco sobre lo que ha sido una tradición desde 1886, en una pequeña finca en la campiña italiana, en Udine, Friuli Venezia Giulia.

“Carlo Della Vedova, mi bis nono, dejó su tierra natal para embarcarse en la aventura de su vida buscando la felicidad y nuevas oportunidades. En Argentina, continúa la tradición familiar, creando vinos. Hoy continúo el legado de mi bis nono dirigiendo la pequeña bodega desde 2009, herencia marcada por tradiciones familiares y el amor por la tierra, creando vinos con personalidad que se dejen compartir y disfrutar”, agrega y enfatiza: “Alta Cordillera nace con ese fin, continuar el legado y pasión de mi bis nono”.

En línea con esa pasión, en 2019 la bodega lanzó segundo vino: Hablame de Pasiones, vino que intenta homenajear a quienes dan todo por lo que aman y los apasiona. “En junio, en plena cuarentena, salió al mercado Hablame de Pasiones, subtitulado Te Gano con 9, homenaje a Racing Club de Avellaneda quien en febrero de este año le ganó a su clásico rival con 9 jugadores”.

“Nuestros vinos nacieron con el concepto ‘vinos para compartir’ y nuestro trabajo es lograrlo. Es hacer que cuando terminas tu copa, quieras y desees servirte más”, señala Gustavo.

Anualmente su bodega ofrece al mercado cerca de 6.000 botellas, con buena presencia en Mendoza, Córdoba y Buenos Aires, clientes en Salta, Jujuy, Catamarca, San Luis, Neuquén, Entre Ríos y Misiones, y con una fuerte llegada al público joven que busca algo “nuevo, jugado y frutal sin dejar de perder el toque clásico artesanal”.

En relación al crecimiento de la bodega, Taricco cuenta que “han ido mejorando año tras año, mejorando nuestros procesos de elaboración, insumos, etiquetas, etc” y que 2020 fue un muy buen año de cosecha, con pocas lluvias que le dieron a las uvas más concentración de sabor. “Nuestra tendencia y proyecto es diversificar los varietales, hoy somos fuertes en elaboración de Malbec, pero queremos ofrecer alternativas y estamos preparándonos para el próximo año ofrecer varietales como Cabernet Sauvignon y Bonarda”, remarca y adelanta: “Queremos terminar este año elaborando vino espumante que sacaremos al mercado a fin de año”.

De acuerdo al ejecutivo, la industria vitivinícola en Argentina es de las más pujantes, pero cuenta con permanentemente vaivenes económicos internos y externos, como así también una volatilidad del dólar que impacta directamente en los insumos y productos de la elaboración. “Sin embargo, con el COVID-19, la industria nunca dejó de trabajar, siguió avanzando. La demanda interna creció, ayudando a todos los productores, elaboradores y comercializadoras a ofrecer vino en todo el país”, dice el ejecutivo y explica que “creció y se acomodó la logística y todo lo que rodea a nuestra industria. Esperamos apertura comercial o la nueva normalidad, convencidos de que la nobleza de nuestros vinos nos harán salir adelante”.

Mientras que recomienda a quienes se acercan al vino por primera vez: “El mundo del vino es tan hermoso que permite que disfrutemos vinos distintos y que nos gusten varios. Sean atrevidos, prueben cada vino que puedan, dándoles la oportunidad de sentirlos y disfrutarlos. De este modo podrán dar comienzo al desafío de la búsqueda del vino perfecto. Cada paladar elige por si mismo: sabores, perfumes y aromas; sensaciones. Los gustos son infinitos y en vino…. Todo vale”.

12 vistas

+5411 4924 7908

©2020 por pruebavino. Creada con Wix.com