Australia: Caen las exportaciones a China en más de un 90% y crece en otros mercados asiáticos

El Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv) presentó un informe sobre el momento de la industria australiana, donde destaca especialmente la caída de las exportaciones a mercados clave como China, Reino Unido, Estados Unidos o Canadá en 2021. Como contracara, registró un aumento de sus ventas en Países Bajos y Dinamarca, así como en varios mercados asiáticos, muy enfocados a los vinos de alta gama, como Hong Kong, Singapur y Corea del Sur.


Si en 2020, China era el principal mercado en valor para los vinos australianos y el tercero en volumen, en 2021, tras registrar pérdidas del -97% en valor y del -93% en volumen, el gigante asiático pasó a ocupar la decimocuarta posición en valor y a la duodécima en volumen. La explicación, según el documento, radica en la entrada en vigor, desde noviembre de 2020, de unos aranceles de hasta el 200% adoptados por China sobre los vinos australianos sobre acusaciones de dumping a diversas empresas. Esta caída registrada en el mercado chino, ha afectado al conjunto de exportaciones australianas de vino, que registran pérdidas al cierre de 2021, del -27,5% en valor y del -17% en volumen.


China lideró de forma clara la caída de las exportaciones de vino australiano en 2021, que se redujeron en 955,8 millones de euros y en 89,5 millones de litros, no compensadas, por el aumento de las ventas en otros mercados asiáticos como Hong Kong, Singapur o Corea del Sur. Además, otros mercados relevantes para los vinos australianos, como Reino Unido, EE.UU. o Canadá, también registraron pérdidas.


Según datos de la aduana australiana, analizados por el OeMv, las exportaciones de vino de Australia cayeron un 17% en volumen y un 27,5% en valor durante 2021, hasta los 632 millones de litros y los 2.136,2 millones de dólares australianos (AUD).


Tras lograr permanecer estables en 2020, aguantando en el año de la crisis sanitaria, las exportaciones australianas de vino cierran 2021 con drásticas pérdidas. Estas fuertes caídas, con las que el vino australiano en el mundo vuelve a niveles de exportación anteriores a 2005, se explica por su desaparición casi total en un mercado de vital importancia para el vino australiano como es China. La entrada en vigor por parte de China, a partir de noviembre de 2020, de nuevos aranceles de hasta el 200% a los vinos australianos, sobre la base de acusaciones de dumping hacia varias empresas, han afectado a sus ventas al país asiático de forma muy negativa.


Por productos, salvo el vino espumoso que cerró 2021 con crecimientos de en torno el 49%, el resto registraron pérdidas, destacando las del vino envasado (-32% en valor y -25% en volumen). También cayó de forma destacada el vino en BiB, con menos peso dentro del total.


El vino a granel, que supone el 60% del volumen total de vino exportado por Australia, perdió un 9,5% (-36,8 millones). El vino envasado, por su parte, supone el 72% del valor total de las ventas, perdiendo un 32%, hasta los 1.536,4 millones AUD, que suponen 731,3 millones AUD dólares menos que en 2020


Este descenso registrado por las exportaciones australianas de vino en 2021 (-129,2 millones de litros y -812,3 millones de litros) le convierte en el proveedor mundial, entre los analizados desde el OeMv, que más ha reducido sus ventas el pasado año. Como hemos visto, esa reducción se explica por la caída de sus exportaciones a China.


Por tipo de vino

Australia solo aumentó sus exportaciones de vino espumoso en 2021, cayendo las de resto de productos. Las exportaciones australianas de vino espumoso aumentaron un 49% en valor y un 49,5% en volumen, hasta situarse en los 76,9 millones AUD (+25,3 millones AUD) y los 11,7 millones de litros (+3,9 millones), con un precio medio ligeramente inferior (-0,3%) que se situó en los 6,57 AUD/litro. A pesar del aumento, estas cifras se encuentran lejos de los récords obtenidos en 2006 en valor (96,4 millones AUD) y en 2007 en volumen (16,6 millones de litros). En lo que llevamos de siglo, ha registrado un crecimiento medio anual del 3,2% en valor y del 2,1% en volumen.


El vino tranquilo envasado pierde cuota como primer vino exportado por Australia en valor, al registrar una caída del -32%, hasta los 1.536,4 millones de AUD (-731,3 millones AUD). Hay que remontarse a 2014, para encontrar una cifra inferior. En términos de volumen, también pierde cuota al caer un -25%, hasta los 243,5 millones de litros (-82,1 millones). También cayó en 2021 su precio medio (-9,4%), hasta situarse en los 6,31 AUD/litro. En lo que llevamos de siglo, ha registrado un ligero crecimiento medio anual del 0,3% en términos de valor. En términos de volumen, sin embargo, la evolución es negativo (-0,4% de caída media anual desde el año 2000), ya que, al arranque del siglo XXI exportaba una mayor cantidad de vino envasado (264,5 millones de litros) a la que ha exportado en 2021 (243,5 millones).


El granel es el vino más exportado por Australia en volumen, con 349,4 millones de litros (-9,5%) que suponen el 55,2% del total y el segundo en términos de valor, con 483,4 millones de AUD (-14,3%), que suponen el 23% del valor total. Porcentualmente, fue el que menos cayó, tanto en valor como en volumen. También se redujo su precio medio (-5,2%), situándose en los 1,38 AUD/litro.


Por último, las ventas de vino en bag-in-box cayeron un 34% en volumen, hasta los 27,8 millones de litros y un 39,5% en valor, hasta los 39,5 millones de AUD, siendo el vino menos exportado por Australia, suponiendo solo el 1,8% del valor y el 4,4% del volumen total exportado.


Por mercado

China pasa de ser el primer cliente en valor para Australia, al decimocuarto. China ha marcado la evolución de las exportaciones australianas de vino en 2021 y desaparece del ranking de los diez primeros destinos. Pero no solo China ha registrado pérdidas el pasado año.


Otros mercados importantes para el vino australiano cerraron el año en negativo. Reino Unido, primer destino, registró pérdidas del -3,7% en valor y del -9,6% en volumen, con evolución también negativa para Estados Unidos, segundo destino (-4,7% en valor y -8,3% en volumen), así como para Canadá (-13% en valor y en volumen).


En el lado positivo, destacan los crecimientos registrados en algunos países asiáticos que no compensan, ni de lejos, la caída en el mercado chino. Así, Singapur creció un 96% en valor y un 12% en volumen, ascendiendo a la quinta posición en valor y a la undécima en volumen, Corea del Sur, un +82% en valor y un 57% en volumen y Hong Kong, un +39% en valor, convirtiéndose en el tercer destino y un 8,5% en volumen, ascendiendo a la décima posición.


También crecieron de forma destacada las ventas a Países Bajos (+15% en valor y +23% en volumen) y Dinamarca (+10,8% en valor y +12% en volumen), entre los principales destinos.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Instagram
LOGO-VINO-1.png