Alejandro Korol: “El vino son momentos, hay que relajarse y sacar la dureza de la comunicación”


El vino es para muchos, mucho más que una bebida. Es una experiencia, una pasión, algo que despierta deseos de descubrir más sobre su historia y producción, adentrando a personas de distintos ámbitos a este mundo tan particular. Un ejemplo es el productor y conductor Alejandro Korol, cuya pasión lo llevó a crear espacios y formatos televisivos dedicados al vino como Catas con Humor o El Korol del Vino.

“Si bien yo me he dedicado toda mi vida a los medios, ya sea como conductor de televisión o productor general de contenidos, el mundo del vino siempre me apasionó. Desde hace unos años me fui conectando con la industria, con sus hacedores y a partir de catas que fui diseñando me acerqué cada vez más, creando el formato Catas con Humor, recorriendo toda la Argentina con degustaciones más desectructuradas y llegando al consumidor desde un lado más relajado, no técnico”, comienza a contar a Prensario Korol, quien destaca que pese a la pandemia, la virtualidad ha logrado acompañar de manera positiva muchas de las acciones que venía realizando.

“De la misma forma, uní mis dos pasiones, la televisión y el vino. En 2019 armé el formato El Korol del Vino para la TV Pública Argentina, y ahí pude disfrutar de los viñedos cara a cara con la gente de esta maravillosa industria transmitiendo desde un lado más relajado toda la gran ruta vitivinícola que tenemos en nuestro país”, continúa.

Para el productor, el mezclar el mundo de la TV con el del vino, abre una nueva posibilidad para aumentar la llegada a nuevos consumidores, de una manera más directa, tanto para aquellos que ya lo hacen, como para quienes no es tan frecuente acercarse a esta bebida. “Después de mucho tiempo, El Korol del Vino” fue el único programa sobre vinos hecho en TV abierta, incluso en cable tampoco hay tantos”, agrega Alejandro, y profundiza: “De esta forma desde un medio tan fuerte como la tele, el público pudo descubrir de cerca a enólogos, viñateros, varietales, terroir diferentes…etc. En fin, le aportó cercanía a una industria que aunque parezca mentira no tiene tanta difusión en los canales tradicionales de medios”.

Si bien el contexto y la imposibilidad de viajar llevaron a poner en pausa la producción de nuevos episodios, Korol asevera que, cuando se pueda comenzar a realizar formatos en exteriores, se vendrá una segunda temporada del programa. Además, está pendiente la producción de, entre otras ideas, un episodio titulado “Las Mujeres del Vino”, actualmente en preproducción.

“Este tipo de formato sirven para posicionar el vino argentino a nivel internacional. Si bien todos sabemos que es reconocido mundialmente, falta más difusión aún. Y cada uno puede aportar desde su lado para impulsar la comunicación ya que no solo mostrás el vino en sí, reflejás los lugares, potenciás el turismo, la gastronomía, la gente…es decir, le sumás un valor agregado al Enoturismo argentino, que es excelente y uno pone su granito de arena para promocionarlo desde un programa de tele pero también activar el sentido de la multimedia… es fundamental hacer un trabajo activo también desde las redes y demás plataformas”, enfatiza.

En lo que respecta a la industria, Korol destaca que, pese a la caída de consumo que sufrió de los años 70/80 a esta parte, donde se pasó de 90 litros per cápita a menos de 20 en los últimos años, en parte como consecuencia de las crisis económicas, y el aumento de competencia de la mano de otros brebajes, “la calidad del vino mejoró y mucho. “Tenemos de las mejores etiquetas del mundo, enólogos multipremiados, los suelos cada vez nos dan más vinos de excelentes resultados. Tal vez la comunicación es donde tenemos que ajustar. Por momentos creo que ciertas palabras técnicas alejaron a la gente del vino. Se introdujo un idioma que lejos de acercar al consumidor los alejó”, explica sobre lo que para muchos hoy parece ser uno de los grandes desafíos a sortear por parte de la industria vitivinícola.

Y ejemplifica: “Una vez un taxista en Buenos Aires me dijo ‘yo no tomo más vino porque no lo entiendo’… me agarré la cabeza. Tenemos que seguir acercando a la gente al vino, a las nuevas generaciones. Es un trabajo fuerte de toda la industria, pero sobre todo de los que comunican el vino. Menos ‘grosellas’ y ‘cassis’ y más ‘tomalo como quieras y disfrutá el momento’. El vino son momentos, hay que relajar y sacar la dureza de la comunicación”.

Finalmente, de cara al futuro, el conductor remarca que, además de seguir haciendo más temporadas para TV de El Korol del Vino, y continuar con Catas con Humor, buscará “seguir aprendiendo de este maravilloso mundo del vino, capacitándome, estudiando y escuchando a los hacedores”. “Soy un apasionado, estoy muy conectado con la industria, leyendo todo lo que puedo y degustando obviamente. En los próximos meses estoy por ser parte de un proyecto que une el arte con el vino que me tiene contento. Es un lindo maridaje y seguir comunicando, a mi manera para que cada vez la gente conozca más del vino argentino”.

181 vistas

+5411 4924 7908

©2020 por pruebavino. Creada con Wix.com